Desapareció de mi vida sin motivo

Desapareció de mi vida sin motivo

Desapareció de mi vida sin motivo

07 de Enero del 2018 - 07:55

Un día, sin embargo, se fue sin dar explicaciones. Me eliminó de Facebook y de WhatsApp, desapareció de las redes sociales

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Dayanna (24 años, Cercado de Lima). Querida doctora, soy una joven universitaria que estudia y trabaja. Hace exactamente tres años conocí a Carlos. En aquella ocasión solo alcancé a verlo a la distancia, pero eso fue suficiente para percatarme de que en mi interior algo muy fuerte nacía.

Para entonces yo tenía una relación con mi enamorado, pero ya habíamos caído en lo cotidiano, no había pasión y casi ni nos soportábamos. Mientras tanto, yo seguía pensando en Carlos, no podía quitármelo de la cabeza; así que decidí seguirlo por redes sociales. Creé una cuenta falsa de Facebook y encontré que era un contacto de mi novio.

Tiempo después terminé con mi pareja. Después, en una de esas depuraciones, decidí escribirle a Carlos. Él me respondió. Salimos unas semanas después y créame que fueron las mejores. Fue tan cariñoso y comprensivo con mis asuntos que concluí que él era, definitivamente, “el indicado”. De pronto dejé de asistir a las clases y en algunas ocasiones a mi trabajo. Las noches no tenían fin y cada encuentro me hacía quererlo mucho más.

Un día, sin embargo, se fue sin dar explicaciones. Sufrí demasiado. Me eliminó de Facebook y de WhatsApp, desapareció de las redes sociales y hace poco más de medio año me enteré, por unos amigos del Centro Federado de su facultad, que llevaba casi siete años estudiando la misma carrera y no la terminaba aún. El corazón me latía con fuerza por la posibilidad de verlo de nuevo, pero me comentaron que ya no lo veían para nada.

Doctora, no puedo evitar sentirme utilizada, pero este sentimiento es muy fuerte y no sé qué hacer. Me encomiendo a sus sabios consejos.

OJO CONSEJO:

Querida, su propósito fue evidente desde las primeras salidas. Pasa la página y sigue adelante. Sé más madura en lo emocional, que ya llegará quien te valore.

LEE TAMBIÉN: Me conquistó en la playa

HAY MÁS...

ojo