El ajedrez nos está alejando

El ajedrez nos está alejando

El ajedrez nos está alejando

02 de Febrero del 2019 - 07:57
» Textos:

Él tiene una debilidad y es que se obsesiona fácilmente con ciertas cosas.

Julia (26 años, Comas). Señora Moro, hace cinco meses estoy saliendo con Marcos. Él es un chico tranquilo, amable y con algunos toques de locura que me agradan demasiado. Hace mucho tiempo no sentía esta libertad y empatía que vivo con él. Hasta he llegado a pensar que, con el tiempo, podría pasar a situaciones más serias y formales con Marcos.

No obstante, señora Moro, él tiene una debilidad y es que se obsesiona fácilmente con ciertas cosas. Hace 3 meses se empecinó con el cubo mágico. Estuvo horas, días, intentando resolver en el menor tiempo posible el dichoso juego.

Ahora se ha obsesionado con el ajedrez. A tal punto que gastó casi cien soles en una aplicación para jugar ajedrez en línea con otras personas del mundo. Desde entonces, no ha habido cita en la que no sacara su celular para jugar. Cuando me iba unos minutos a los servicios, a mi regreso lo encontraba concentrado y ya no me prestaba atención. Le decía algo y me respondía cualquier cosa. Por ese motivo, me he molestado varias veces.

Cuando nos fuimos de viaje por Año Nuevo, nos cruzamos con un par de señores que jugaban ajedrez. Nos quedamos viendo la partida y pidió jugar, pero perdió; cuando pasa eso, se pone de mal humor.

Cada cierto tiempo me dice para ir a Miraflores, aunque sé que es para ir al pasaje Champagnat y competir con esos señores que siempre le ganan y se llevan su dinero. Tal vez sea una exageración, pero siento que estas repentinas obsesiones harán que en algún momento lo nuestro se termine. Señora Moro, ¿qué me aconseja?

OJO CONSEJO:

Querida, habla con él sobre esta molestia. Estoy segura de que es algo que puede mejorarse paulatinamente. No des por perdida una relación que te hace feliz. 

LEE TAMBIÉN: No quiere que tenga amigos

HAY MÁS...

ojo