Elegí a mi perro antes que a él

Elegí a mi perro antes que a él

Elegí a mi perro antes que a él

04 de Noviembre del 2017 - 09:21

Mi perro se enfermó y mi enamorado me dio a escoger entre él o mi mascota y yo obviamente opté por Shiro

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Susana (22 años, Magdalena del Mar). Hace dos años empecé a vivir de manera independiente con un amigo especial, mi perro Shiro. Es un bichón maltés precioso que rescaté en el Centro de Lima. Verá, yo pertenezco a un colectivo conocido que protege los derechos de los animales, ahí encontré al pequeño amor de mi vida, mi bebé. En una de mis salidas para rescatar a los animales desamparados, me encontré con un chico que se ofreció en adoptar un gatito. Hice todos los trámites rápido y se lo entregué.

Él estaba muy feliz, pero su acompañante no paraba de mirarme. Me sorprendí y le pregunté si también deseaba adoptar alguno. Me dijo que no y que solo venía a observar a su amigo. Se fueron y continué con mi día.

Poco después, este chico llamado Akira me agregó a Facebook y entabló una conversación conmigo, sobre todo, por el tema del voluntariado. Salimos unas cuantas veces como amigos hasta que un mes después me propuso ser su enamorada. El tiempo que viví con él me convenció de mi decisión, así que lo acepté. Hace algunos días cumplimos un mes de enamorados y, como tal, habíamos planeado salir de paseo a las afueras de Lima, por Antioquía.

Faltando un día para el viaje, mi mejor amigo, Shiro, se enfermó ya que le entró un bicho a la oreja. Lo llevé de inmediato al veterinario y me recomendó pasar todo el día con él para ver su evolución, y no dudé en hacerlo. La cuestión es que mi novio se molestó y me dijo que me vaya con él. Me dio a escoger entre él o mi perro, y yo obviamente opté por mi perrito. Quiero reconciliarme con él, pero no sé cómo hacerlo. Necesito su ayuda.

OJO CONSEJO:

Una mascota y una pareja requiere de una organización y distribución de tu tiempo. Ciertamente, fue una emergencia, pero se debió conversar para no ofender a la otra persona.

LEE TAMBIÉN: Mis locuras del pasado me cobran la factura

HAY MÁS...

ojo