Espero un hijo de mi ex

Espero un hijo de mi ex

Espero un hijo de mi ex

12 de Junio del 2018 - 07:54

En el primer momento me quedé en shock y hasta he pensado en abortar, pero tengo miedo

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Angela (28 años, Jesús María). Doctora, hace un mes y medio terminé mi relación de 2 años con Sebastián. No voy a negar que durante todo ese tiempo fui muy feliz y ha sido, hasta ahora, mi relación más intensa con respecto a la pasión, el amor y, claro está, también con los problemas. Fue por esto último que poco a poco lo nuestro se fue deteriorando. Sebastián es celoso y posesivo. Quería saber dónde, con quién y qué estaba haciendo, si era posible cada hora del día.

Al principio asumí esta conducta como algo normal, pensé que se trataba de preocupación, pero me di cuenta gracias a unas amigas de que eran celos y control. Yo no podía salir ni con mis amigas sin que Sebastián no supiera previamente todos los detalles. Me quería acompañar a cada reunión y cuando le decía que iría sola se molestaba conmigo, a tal punto de que ya no me quería hablar por días. Pese a ello lo amé, doctora, pero me di cuenta de que no quería y no merecía un amor así de egoísta. Terminamos e hicimos el amor por última vez, hace casi mes y medio. Cuando la regla no me venía me preocupé, así que hace unos días me hice una prueba de orina que salió positivo, y luego una prueba de sangre que confirmó este resultado. En el primer momento me quedé en shock y hasta he pensado en abortar, pero tengo miedo, pues ese niño por venir no tiene la culpa de nada. Con el pasar de los días creo que la idea de ser madre no me parece tan descabellada; sin embargo, no quisiera que Sebastián sepa que estoy embarazada. No sé cómo podría decirle algo así, porque no quiero regresar con él. ¿Qué hago?

OJO CONSEJO:

Ten en cuenta que él sabrá de tu secreto, si no es por ti será por otros. Si has decido tenerlo, cuéntale y hazle saber tu decisión para que se haga responsable. Suerte.   

LEER MÁS: Me humilló y ahora quiere volver

HAY MÁS...

ojo