La conocí en una marcha

La conocí en una marcha

La conocí en una marcha

02 de Agosto del 2018 - 07:58

Todo sucedió mientras corríamos hacia la Plaza San Martín para quedar a buen recaudo, ella se veía cansada y yo le ofrecí mi única botella de agua

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Mario (35 años, San Juan de Lurigancho). Doctora, nunca imaginé que me dirigiría a usted y mucho menos para contarle mis problemas de amor, pero me veo en la necesidad de hacerlo porque pienso que usted es una buena consejera. Como sabrá, todos estamos hartos de tanta corrupción en el país, y yo no soy ajeno a esta situación. Por ese motivo, he asistido a todas las marchas que se han organizado para exigir que se acabe con ese cáncer social que nos está matando, pero lo que nunca creí fue que precisamente ahí conocería a la mujer de mi vida.

Quizá le parezca muy prematuro expresarme como lo hago, pero cuando la vi en la manifestación, supe que ella era la indicada. Todo sucedió mientras corríamos hacia la Plaza San Martín para quedar a buen recaudo, ella se veía cansada y yo le ofrecí mi única botella de agua, y aceptó. Entonces, le pregunté su nombre y me dijo que se llamaba Claudia y que estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Desde entonces, siempre nos vemos en las marchas que han habido estas semanas y, como imaginará, solo hablamos de política. Yo sé que es un tema importante, pero también quisiera expresarle mis sentimientos, decirle que la admiro por la forma en cómo defiende sus ideas y lucha por lo que es justo. Sin embargo, tengo miedo de que piense que solo me acerqué a ella para enamorarla. Todo fue pura casualidad, lo único que nos une ahora es la lucha por un país mejor. No sé cómo acabe todo entre nosotros, pero lo que no quisiera es perder su amistad. Doctora, ayúdame por favor, ¿qué hago?

OJO CONSEJO:

Querido Mario, no tengas miedo de expresarte con sinceridad, estoy segura de que ella no pensará mal de ti. Anímate a abrir tu corazón. Dale una oportunidad al amor. 

LEE TAMBIÉN: Me tiene harto con “Luismi”

HAY MÁS...

ojo