La universidad acabará con mi relación

La universidad acabará con mi relación

La universidad acabará con mi relación

07 de Octubre del 2017 - 11:00

Como celebración por los cinco años de relación que llevo con mi novio, decidimos emprender un viaje a finales del 2017, sin embargo utilicé el dinero y él está molesto

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Oreana (22, Los Olivos). Doctora, me encuentro indignada. Sé que mis padres dan todo por mí, pero no es justo que por culpa de un sistema de pagos vaya a perder un viaje planeado hace mucho con mi enamorado. Verá, a mediados del año pasado, como celebración por los cinco años de relación que llevo con mi novio, decidimos emprender un viaje a finales del 2017 a la ciudad de Cusco. Sabíamos lo caro que iba a costar, por ello nos matamos trabajando para ahorrar. No gano mucho dinero porque soy practicante, así que el poco salario que percibo lo divido entre pasajes y gastos que me produce la universidad, como libros y otros. Con cierto monto, mínimo obviamente, ayudo a mis padres a pagar mi mensualidad.

Sin embargo, siempre he pagado de manera tardía las pensiones porque a ellos les pagan a mediados de mes o simplemente a veces no tenían dinero. Si bien somos responsables en pagar, no somos puntuales. Ante eso, la universidad ha tomado la decisión de prohibirnos ciertos beneficios a los deudores. Por ejemplo, no saber nuestras notas y subirlas de manera directa al sistema sin revisión previa, así como tampoco utilizar la biblioteca ni la cochera. Al ver esta situación y con el afán de saber mis notas y no tener estos problemas, utilicé mi dinero para el viaje. Mi pareja, que no es de la universidad a la que asisto, me ha recriminado y me dijo que eso no era tan urgente. ¿Y ahora qué hago doctora? No tengo dinero para el viaje y mi relación está en riesgo.

OJO CONSEJO:

Hay cosas que se deben priorizar, tus estudios deben ser lo primero. Habla con él y explícale que la situación era grave y que un viaje de relajo podía esperar.

LEE TAMBIÉN: Quiero volver a la selva por ella

HAY MÁS...

ojo