Lloré por un antiguo amor

Lloré por un antiguo amor

Lloré por un antiguo amor

03 de Junio del 2018 - 08:11

Cuando faltaban algunas semanas para nuestro primer aniversario de enamorados descubrí que me engañaba con una chica de su trabajo

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Vilma (50 años, Ventanilla). Doctora, no entiendo por qué después de tanto tiempo, casi 30 años de no saber nada de Tomás, mi primer enamorado, la noticia de su fallecimiento me destrozó el corazón. Fue en mi cumpleaños número 20 cuando lo conocí, él fue invitado por mi hermano. Recuerdo verlo entrar como todo un galán, con la sonrisa pícara que lo caracterizaba y me hizo suspirar por muchos meses. Aquella noche que lo conocí bailamos hasta el amanecer y al poco tiempo no dudamos en iniciar una relación, pese a que mi hermano no estaba del todo de acuerdo por la diferencia de edad, ya que me llevaba 5 años.

Luego el tiempo le daría la razón a mi hermano. Cuando faltaban algunas semanas para nuestro primer aniversario de enamorados descubrí que me engañaba con una chica de su trabajo. Terminamos de la peor manera y estuve casi 2 años sola, no quería salir con nadie. Pero los años pasaron y conocí al padre de mis hijos. Con Fernando aprendí a ser feliz, por él llegué a descubrir la dicha de ser madre de Laura y Fabricio, quienes ya son mayores de edad, profesionales e independientes. Hace unos días, Laura, mi hija, quien tiene un sentido del humor algo extraño me dijo que había encontrado a Tomás en Facebook, pero que había fallecido el año pasado. Doctora, sentí como si un balde de agua fría me cayera encima y me puse a llorar. Luego, Laura me dijo que era una broma, que no estaba muerto pero sí había encontrado su perfil en Facebook. Está casado y tiene 3 hijos. Si bien mi hija me pidió disculpas, no logro comprender por qué lloré aquella vez. ¿A qué se deberá?

OJO CONSEJO:

La muerte siempre golpea las emociones, pero no quiere decir que sientas algo por él. Sigue mirando hacia adelante y no te detengas mirando el pasado. Suerte.

LEER MÁS: No le interesa el fútbol

HAY MÁS...

ojo