Lo amo, pero es un calichín

Lo amo, pero es un calichín

Lo amo, pero es un calichín

03 de Octubre del 2018 - 07:12

Es 5 años mayor que mi primer y único hijo y sé que no está bien, pero creo que he empezado a amarlo

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Rosa (40 años, Lince). Doctora Moro, creo que he llevado una vida caótica durante los últimos años.

Todo empezó después de mi divorcio, comencé a salir con muchas personas, disfrutaba de momentos agradables y estuve así durante los últimos 7 meses, pero hace poco conocí a Luis, un chico muy guapo. Él tiene 25 años. Sí, doctora, sé que es muy joven para mí, pero siento que me he enamorado locamente y no sé cómo controlarlo. Es 5 años mayor que mi primer y único hijo y sé que no está bien, pero creo que he empezado a amarlo. Aunque no lo crea, señora Moro, es un hombre muy maduro pese a su edad, y siempre está preocupándose por cuidarme, por velar por mi seguridad; así lo pude comprobar la semana pasada cuando me encontré con mi exesposo, quien al verme no dejó de agredirme verbalmente, fue en ese momento que Luis se lanzó hacia él para propinarle una golpiza. Incluso tuvo que intervenir la Policía para separarlos. Mi Luchito me ama, lo sé; sin embargo, hay algo que no le he contado aún: él es amigo de mi hijo, y eso es lo que me tiene muy mal, últimamente discutimos mucho por eso. Yo le digo que no puedo estar con él porque podría ser su madre, pero él insiste que eso no tiene nada que ver si nos amamos, que la edad es un factor irrelevante cuando dos personas quieren seguir juntas. La verdad es que no llegaremos a fin de mes porque he decidido terminar con él, el problema es que no sé cómo decírselo. No es que ya no me interese, pero todo está en nuestra contra y creo que por ser la mayor de los dos soy quien debe alejarse. ¿Qué opina?

OJO CONSEJO:

Estimada Rosa, debes calmar tus revoluciones. No está nada bien tanta inestabilidad emocional. Permanece sola por un tiempo y aclara tu mente respecto a tus acciones. 

LEE TAMBIÉN: Mi profesor me invitó al sauna

HAY MÁS...

ojo