Lo besé y me arrepentí

Lo besé y me arrepentí

Lo besé y me arrepentí

24 de Abril del 2018 - 07:52

Nos conocimos de casualidad en una librería, en la zona de literatura. Él estaba leyendo una obra policial

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Natalia (29 años, Jesús María). Doctora, debo confesar que tengo una debilidad por los chilcanos de maracuyá. Cuando empiezo a tomar esta bebida no suelo parar hasta olvidar lo que hice. Sé que está mal, estaba a punto de olvidar todo eso hasta que conocí a Renzo. 

Nos conocimos de casualidad en una librería, en la zona de literatura. Él estaba leyendo una obra policial y yo quería tomar un ejemplar que trataba sobre la historia del patriarcado en América Latina. Soy bajita, así que me costó coger dicho material con facilidad. Cuando vio que no podía alcanzar el texto, él lo tomó y no me dijo nada. No voy a negar que me sentí avergonzada y le expliqué que no le había pedido su ayuda. Él me observó con extrañeza y me preguntó si quería que el material estuviera de vuelta en su lugar. 

Así nos conocimos, con la amabilidad que lo caracteriza y mi agresividad, la cual hizo que mi última relación no funcionara. No estoy acostumbrada a que me ayuden, ni que me vean como una mujer débil, por eso me molesté un poco cuando Renzo me pasó el libro aquella vez. 

Después de ese incidente nos pusimos a hablar de historia, de nuestros trabajos y temas que nos interesan, hasta que me pidió mi número y seguíamos conversando en los siguientes días. 

No pasó mucho tiempo y me invitó a un recital en Barranco. Si bien al inicio no estaba muy convencida de ir, al final acepté y descubrí que a él también le encantaban las bebidas. Me invitó un chilcano de maracuyá y quedé sorprendida. Entre charlas y tragos terminé por besarlo. Al día siguiente me arrepentí un poco de lo sucedido, ¿qué debo hacer?

OJO CONSEJO:

Nada ganas arrepintiéndote de algo que en el fondo quisiste. Conoce mejor a Renzo, parece que hay química entre ustedes. No te prives del amor. Suerte.

LEER MÁS: Sus memes no me dan risa

HAY MÁS...

ojo