Lo dejé por otro más feo

Lo dejé por otro más feo

Lo dejé por otro más feo

13 de Septiembre del 2018 - 07:09

Mi hermana Marisol, que es también mi mejor amiga, me ha dicho que debo estar loca por cambiar a Mariano por Manuel

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Lizeth (27 años, San Miguel). Doctora, estoy confundida. No sé si he tomado la decisión correcta y creo que ya es muy tarde para arrepentirme. Terminé con Mariano, con quien tenía una relación de 5 años. Supongo que el tiempo nos desgastó. Lo dejé por Manuel, un chico más joven, con gustos muy similares a los míos, que me hace sentir que el amor sí existe; pero no es muy agraciado. Mi hermana Marisol, que es también mi mejor amiga, me ha dicho que debo estar loca por cambiar a Mariano por Manuel.

Ella piensa eso no solo por el tiempo que llevamos juntos, sino porque “Manu”, como le digo de cariño, no es nada agraciado. Yo pienso, doctora Moro, que la belleza interna es lo que importa. Aunque mis amigas dicen que tengo razón, otras aseguran que estar con un chico así es un crimen. Ellas piensan que se trata solo de una ilusión, que con el tiempo se me olvidará; además, creen que él está conmigo solo para pasar el rato. Tengo miedo de que así sea, porque realmente estoy dejando a mi antiguo amor por este nuevo. Por otro lado, Mariano, el chico de la relación larga, no puede creer que lo deje por un gusto y me pide que al menos mantengamos la amistad. Yo le he dicho que eso no es sano, que en el fondo aún lo quiero pero no como antes y que aunque regresemos algún día nada volverá a ser igual. Sin embargo, él dice que podemos intentarlo, que si aún hay amor, todo es posible. Me siento muy mal por todo. No quise enamorarme de otra persona, pero en el corazón no se manda. Yo solo quiero estar bien al lado de alguien que me ame y desee estar conmigo. ¿Qué puedo hacer, doctora?

OJO CONSEJO:

Querida Lizeth, no es un buen momento para decidir. Tómate tu tiempo, sal con tus amigas, viaja, despeja la mente; solo así sabrás qué hacer. Mucha suerte.

LEE TAMBIÉN: No quiere que trabaje

HAY MÁS...

ojo