Los chibolos me traen loca

Los chibolos me traen loca

Los chibolos me traen loca

02 de Diciembre del 2017 - 11:38

Tuve varios pretendientes; pero ninguno me hizo sentir mujer, excepto un chico de 24 años que trabajaba para mí

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Mariana (49, San Juan de Lurigancho). Lo admito, me encantan los chicos menores que yo. Desde que cumplí 30 años, me di cuenta de que los hombres mayores son muy aburridos y solo piensan en ser engreídos por sus esposas. Esa idea no me agradaba.

Gracias a Dios, siempre fui muy independiente; por ello, tengo varios negocios en el emporio comercial de Gamarra y el dinero no es un problema para mí. Tengo una hija, Marcia, producto de un amor del pasado; pero jamás formalicé nada con ese tipo. 

Norberto, el padre de mi engreída, era un aprovechado que solo quería vivir a costa de mi dinero, y para eso mejor pago por un chico guapo y bien formado. Lo boté de mi vida y me dediqué a ser madre soltera. Mi hija tiene 18 años y estudia enfermería; prácticamente ya es una adulta que se encarga de todas sus cosas sin mi ayuda, excepto por algunos temas económicos. 

Desde hace un año, me he concentrado en mi vida personal y reconstruir el aspecto amoroso que dejé en el olvido para dedicarme enteramente a mi bebé. 

Tuve varios pretendientes; pero, como le conté, todos hombres mayores. Ninguno me hizo sentir mujer, excepto un chico de 24 años que trabajaba para mí; con él me enredé. A partir de ese momento, dejé de ver a viejos verdes y me concentré en prospectos 20 años menores que yo. 

Mi hija desaprueba esta actitud, dice que debo comportarme como alguien de mi edad, y la verdad no me parece. Yo tengo derecho de salir con quien quiera. El problema es que mi nuevo saliente es un conocido de Marcia. Doctora, ¿debería dejarlo para no meterme en problemas?

OJO CONSEJO:

Primero, diferencia entre lo que es correcto y no. Si sabes que eso puede traer problemas, es mejor evitarlo. Es tu vida, pero cuida la relación que mantienes con tu hija.

LEE TAMBIÉN: Me humilla por mis cirugías

ojo