Me compara con su mamá

Me compara con su mamá

Me compara con su mamá

29 de Agosto del 2017 - 16:33
Magaly Moro

Todo se ha complicado con la llegada de su mamá a nuestra casa. Él la apoya y no me da la razón

Marcela (40 años, Villa María del Triunfo). Doctora, he sobrepasado el límite de mi paciencia. Llevo casada 15 años con Francisco, conozco todos sus defectos y virtudes, y no voy a negar que soy feliz a su lado, junto a nuestros dos hijos. Sin embargo, todo se ha complicado con la llegada de su mamá a nuestra casa.

La señora Juana, a quien nunca le he podido llamar de otra manera, cada vez que ha tenido oportunidad ha criticado mi comida, la forma en que lavo la ropa y hasta cómo peino a mi hija. Tiene una manera muy sutil de hacerlo y he sabido soportarla durante las horas que venía a visitarnos, pero ahora se encuentra algo enferma. Le detectaron hipertensión y vivirá con nosotros por un tiempo.

Desde que llegó, sus comentarios no han cesado y Francisco, en lugar de apoyarme, se pone de su lado. Me ha dicho que debería cocinar como su mamá, que no nos haría mal que de vez en cuando la señora Juana lo hiciera. Todo este tiempo no valora mi sazón ni el esfuerzo que hago para mantener la casa limpia. Estoy cansada, he pensado irme por unas semanas de mi casa para visitar a mi mamá y a mis hermanas.

Si tanto les gusta estar con la señora, mejor que se queden con ella, tal vez si no estoy valoren todo lo que yo hago por ellos. Lo que más me duele es que sea mi esposo el que haga ese tipo de críticas, es como si no se diera cuenta de que me duelen sus comparaciones.

Hace unos días llamé a mi hermana Doris y me apoya, quiere que vaya a su casa a pasar unos días con mis sobrinos. Doctora, ¿debería irme para darle una lección a mi marido? No sé qué hacer.

OJO CONSEJO:

Debes hablar con tu esposo, solo los dos, y tranquilamente. Unos días de visita a tus familiares te despejarán de la rutina. Tú sabes lo que vales, no te deprimas.

LEE TAMBIÉN: La conocí en disco y no sé su nombre