Me eliminó de sus redes

Me eliminó de sus redes

Me eliminó de sus redes

31 de Agosto del 2018 - 10:48
» Textos:

El sábado pasado que fui a una reunión, me dijeron que él estaba diciendo barbaridades de mí

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Julia (28 años, Surco). Doctora, tengo sentimientos encontrados, no sé cómo proceder. Augusto y yo tuvimos una relación de 4 meses, aunque en realidad no sé si fue un romance o solo un gusto, pero estuvimos juntos. Fui yo quien acabé con él; primero porque me mentía demasiado, y luego porque creo que lo nuestro inició debido a que me sentía sola y desesperada. 

A pesar de todo eso, conversamos como las personas maduras que somos, abrimos nuestros corazones y concluimos que lo nuestro no tenía rumbo, que cada quien tenía objetivos distintos en la vida y que lo que construimos juntos se desmoronaba. 

Cuando nos despedimos, él me dijo que podía contar con su ayuda en cualquier situación difícil, que podíamos ser amigos porque aunque nuestro amor haya sido un fracaso, yo era una buena mujer. Al oírlo, me quedé tranquila, pues después de todo, no teníamos por qué odiarnos.

Doctora, todo iba bien, transcurrieron dos o tres semanas, no recuerdo bien porque nunca estuve pendiente de él, pero el caso es que, cuando quise preguntarle cómo estaba, me di cuenta de que me había eliminado de Facebook, Instagram, Twitter, incluso de Hi5. Por cierto, ni siquiera sabía que seguía existiendo esa red social. 

Señora Moro, no entiendo qué pasó. El sábado pasado que fui a una reunión, me dijeron que él estaba diciendo barbaridades de mí, que era de lo peor, que no merecía el amor de nadie y no sé qué más disparates. He pensado buscarlo y encararlo. No es justo que hable así de mí, yo siempre fui sincera con él. Algunas amigas me dicen que lo ignore, que está dolido, ¿qué hago?

OJO CONSEJO: 

Querida Julia, es evidente que se siente dolido por lo ocurrido. Habla con él, pero dale un tiempo para que recapacite. Ahora no está bien y no podrás solucionar nada. Suerte.

LEE TAMBIÉN: Mi santa no me hace el milagro

HAY MÁS...

ojo