Me enamoré de mi jefe

Me enamoré de mi jefe

Me enamoré de mi jefe | Fotografía: Ojo

26 de Abril del 2019 - 08:47
» Textos: » Fotos: Ojo

Mi ética profesional por culpa de un amor quizás prohibido

Josefina (27 años, Lince). Doctora, soy contadora de profesión y desde hace tres años trabajo en una consultora reconocida en Lima y Chiclayo.

Siempre me ha ido bien, nunca he estado envuelta en líos ni chismes: mi carrera ha sido intachable. Sin embargo, en estos últimos meses siento que estoy manchando mi ética profesional por culpa de un amor quizás prohibido.

Doctora, en enero, Juan José, el hijo de los dueños, asumió la presidencia de esta consultora. Él es un muchacho a quien ocasionalmente veía en los pasillos, pero nunca me interesó como hombre. Sin embargo, cuando asumió este nuevo cargo y tuvimos que tener mayor contacto, me di cuenta de su inteligencia y de lo divertido que podía ser.

Sin darnos cuenta, hemos creado una relación laboral muy bonita. Él me busca para cualquier duda que tenga con respecto a las finanzas y yo amo escuchar su voz grave en el teléfono, siempre atento a mis consejos y explicaciones.

Hace un mes salimos para tomar un café y, entre risas que involucraban temas laborales, él me dijo: “Eres muy linda, Josefina”. Inmediatamente me puse roja y opté por el silencio. “Juanjo” se dio cuenta de lo incómodo que estaba siendo el momento y cogió su celular para abrir unos cuadros en Excel y cambiar el tono de la conversación.

Desde ese día no dejo de mirarlo con ojos de amor, sé que es mi jefe y debo mantener una distancia, pero siento que mi cariño es correspondido.

Doctora, tengo temor, ¿qué hago?, ¿dejo florecer este sentimiento o me olvido de él? 

CONSEJO: Josefina, tener una relación amorosa en un centro laboral puede ser muy complicado. Analiza bien la situación y evalúa si vale la pena apostar todo por este amor.

HAY MÁS...

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp