Me engaña con otras inquilinas

Me engaña con otras inquilinas

Me engaña con otras inquilinas

30 de Septiembre del 2017 - 09:03

Yo estúpidamente lo he soportado porque lamentablemente dependía emocionalmente de él, pero sinceramente ya me harté

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Luisa (39 años, San Martín de Porres). Doctora, le cuento que los detalles me encantan, pero estoy harta de que sean para justificar las mentiras de mi novio. Debe saber que tengo una relación desde hace ocho años con mi actual pareja. No nos hemos casado debido a nuestros trabajos y estilos de vida actuales. Él es relacionista público y yo maestra en una universidad. Es por esa razón que decidimos convivir en un minidepartamento alquilado en un distrito residencial.

Verá, vivo estresada de la vida; primero por la dueña de mi vivienda, ya que desea que pague constantemente los desarreglos del hogar. Se supone que a ella le compete velar por la comodidad de sus inquilinos, pero la cuestión es que no es así, y la más perjudicada soy yo y mi pareja. Por eso estoy pensando en mudarme a otro lugar, donde pueda estar más tranquila, pero esta decisión me ha traído muchas dudas, ya que estoy contando seriamente con terminar mi relación de años.

La razón es que él constantemente me engaña con las inquilinas de lugar o amigas de su trabajo. Yo estúpidamente lo he soportado porque lamentablemente dependía emocionalmente de él, pero sinceramente ya me harté de ese juego suyo. Además, como retribución de su adulterio continuo me trae regalos cada vez mas estúpidos. Un peluche de corazón o chocolates de oferta. Es decir, ni siquiera se esfuerza por traerme algo más digno. Quiero irme de este infierno de lugar y de esta relación monótona, pero tengo miedo a no acostumbrarme a mi nueva vida, ¿que tal si él recapacita o las cosas cambian, qué debo hacer?

OJO CONSEJO:

Luisa, no puedes soportar más esta situación, piensa en tu salud física y mental. Una relación te debe traer paz y alegría, no decepción ni engaños. Déjalo y toma las riendas de tu vida.

TAMBIÉN LEE: Mi novio ‘rockerito’ me engañaba

HAY MÁS...

ojo