Me terminó por “nada”

Me terminó por “nada”

Me terminó por “nada”

05 de Octubre del 2017 - 07:39

Decidida, fui a casa de mi ex y esperé a que salga. Al seguirlo, mi sospecha se confirmó. Sus labios ya no eran míos

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Valentina (Los Olivos, 25 años). Querida doctora, le escribo porque hace un mes encontré a mi pareja, con quien llevaba cinco años de relación, besando a otra mujer. Todo empezó hace unos meses cuando él me pidió tiempo, así de simple, sin ninguna explicación clara. Nadie lloró ni hubo gritos. Desconcertada por su propuesta, solo le pregunté qué había sucedido y me dijo que “nada”.

Para él, tres meses de tiempo eran la solución a los problemas que yo desconocía hasta ese momento. Con muchas dudas en mi corazón y él sin querer conversar, me fui a mi casa. No podía dormir, ver televisión, ni siquiera comer sin pensar en su increíble respuesta, luego de haber pasado tantos buenos y malos momentos juntos. En verdad ese “nada” encerraba más que eso, lo intuía y mi sexto sentido fue muy acertado.

No habíamos discutido en los últimos meses, salíamos al cine, al teatro, al estadio, como siempre. Quizás el error fue la rutina, pero era algo que se podía solucionar. Empecé a ver cosas que nunca hubiera imaginado, así que resignada acepté que no éramos el uno para el otro. Con esa agria sensación pasaron los días y yo seguía deprimida, hasta que un día me levanté y entendí la verdadera causa de la ruptura.

Decidida, fui a casa de mi ex y esperé a que salga. Al seguirlo, mi sospecha se confirmó. Sus labios ya no eran míos y quién sabe desde cuándo. Desde que lo vi besando a otra, yo no lo he vuelto a ver ni él ha intentado llamarme. No sé por qué me ha pasado esto a mí; he desperdiciado cinco años de mi vida con alguien que no tenía la valentía de terminar conmigo. No lo he encarado porque no deseo verlo nunca más. Ahora, lo único que quiero es olvidarme de esa persona.

OJO CONSEJO:

Querida, comienza una nueva etapa de tu vida. Empieza a cumplir las metas que siempre soñaste. No te detengas, ya encontrarás un nuevo y mejor amor.

LEE TAMBIÉN:

Solo quería acostarse conmigo

HAY MÁS...

ojo