Mi novia es adicta al vino

Mi novia es adicta al vino

Mi novia es adicta al vino

16 de Junio del 2018 - 17:14
» Textos:

A veces creo que recién está viviendo su adolescencia, pero ya tiene 34 años

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Francisco (Callao, 30 años). Doctora, le escribo esta carta con urgencia, porque ya no sé qué hacer con mi novia. Dentro de poco nos vamos a casar; sin embargo, desde hace unos meses su conducta cambió por completo cuando pasó de ser abstemia a salir cada fin de semana con sus amigas y pasarse de copas. 

Creo que se ha vuelto adicta al alcohol, pero no puedo asegurarlo por completo. Para que comprenda un poco más el asunto, Yahaira proviene de una familia muy conservadora e incluso cuando estábamos de enamorados no le daban mucho permiso fuera de casa; sin embargo, en un evento que tuvimos con unos amigos, ella se animó a probar un poco de vino. Allí se originó la catástrofe. Esa noche anduvo muy risueña e incluso estuvo coqueteando con algunas personas y tuve que llevarla de inmediato a su casa.

Su familia se sorprendió de verla así, y cuando me recriminaron que por qué no impedí que tomara de más, no sabía cómo explicarles que solo había ingerido 3 copas de vino. Ni ellos me creían, entonces simplemente lo dejé pasar como algo aislado que no se repetiría. Pero hace casi mes y medio, ella me sorprendió con que de pronto tenía que ver a unas amigas y aprovechaba para tomar con ellas y emborracharse. 

A veces creo que recién está viviendo su adolescencia, pero ya tiene 34 años y quisiera orientarla un poco con eso. Me sorprende que sus padres sean algo permisivos, pero entiendo que al fin y al cabo ella ya está mayor y en cierta manera debe hacer su vida. Quiero protegerla y pasar mi vida junto a ella, pero no me hace caso, ¿qué hago?.

OJO CONSEJO: 

Querido Francisco, si el problema persiste, quizás sea mejor buscar ayuda profesional para impedir que llegue a mayores. También debes conversar con ella seriamente. 

LEE TAMBIÉN: Nos dejó sin dinero por el Mundial

HAY MÁS...

ojo