Mi novio se asusta por todo

Mi novio se asusta por todo

Mi novio se asusta por todo

27 de Abril del 2018 - 07:59
» Textos:

No puede dejar de llevarse los dedos a la boca cuando está muy tenso y preocupado por sus responsabilidades en el trabajo

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Jessica (33 años, Villa El Salvador). Doctora, quiero contarle algo que me parecía muy gracioso y hasta tierno al principio de mi relación, pero que ha llegado hasta el grado de incomodarme demasiado. Luciano, mi novio, se asusta con mucha facilidad y por cualquier cosa. Tampoco puede dejar de llevarse los dedos a la boca cuando está muy tenso y preocupado por sus responsabilidades en el trabajo o cuando tiene que ir donde su familia.

Me encanta que hasta cierto punto se muestre vulnerable, pero creo que ya pasamos esa etapa y a veces soy yo quien necesita de su atención y que él me tranquilice. Sin embargo, siempre sucede al revés. Incluso con sus amigos es así y le toman el pelo por no mostrarse como una persona más firme y segura de sí misma. Hace poco más de una semana, un compañero del trabajo le hizo creer que lo iban a amonestar por llegar tan solo 10 minutos tarde. Lo peor de todo fue que su propio jefe se prestó para el juego y lo hizo sentir muy mal, fue el hazmerreír de casi todo su equipo. Tuve que consolarlo y decirle que sea más fuerte.

Pero toda esta situación, doctora, ya me tiene muy aburrida. Honestamente desearía cambiar un poco esa forma de ser, pero sé que eso también está mal porque en la relación cada uno debe aceptar a la otra persona tal y como es. Lo quiero mucho, pero desearía verlo sufrir menos o, aunque sea, que se atormente por cosas mucho más importantes. Le he sugerido la idea de ir a ver juntos a un psicólogo porque creo que es un problema que tiene desde muchos años atrás. ¿Le parece bien?

OJO CONSEJO: Tu alternativa me parece correcta, querida, pero si no cambia de actitud, será mejor que te des un tiempo, ya que mereces estar tranquila. Saludos.

LEE MÁS: Mi novia sube fotos eróticas

HAY MÁS...

ojo