Mi novio tiene esposa e hijos

Mi novio tiene esposa e hijos

Mi novio tiene esposa e hijos

23 de Septiembre del 2017 - 10:00

Faltando pocos días para la boda, una mujer me contactó vía Facebook para decirme la cruel realidad. Mi futuro esposo tenía una hija y ella era su esposa legalmente

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Helena (29, San Miguel). Doctora, me acabo de enterar que mi enamorado de toda la vida tiene una familia formada en Huánuco. Desde que tengo 18 años, comencé una relación con Patricio, mi vecino de infancia. Salíamos juntos y cuando fuimos mayores de edad nos emparejamos formalmente. Sin embargo, después de cuatro años de relación, él tuvo que viajar a la provincia de Huánuco.

Su trabajo le pidió ese traslado ya que necesitaban personal en esa zona. Estuvimos separados por tres años, pero mantuvimos nuestra relación estable a pesar de la distancia. Cuando regresó decidimos convivir porque el matrimonio no me llamaba la atención.

Inesperadamente, a inicios de este año, Patricio me pidió que me casara con él y de la manera más romántica posible, me trajo serenata y sorpresas en mi trabajo para que aceptara su proposición, de inmediato accedí, así que pactamos unir nuestras vidas en octubre. Todo se dio de manera muy rápida, pero como ya llevábamos tiempo juntos, ya era momento de dar el siguiente paso y ambos queríamos que eso ocurriera, porque supuestamente nos amábamos y éramos felices.

Lamentablemente, faltando pocos días para la boda, la semana pasada, una mujer me contactó vía Facebook para decirme la cruel realidad. Mi futuro esposo tenía una hija de cuatro años de edad y ella era su esposa legalmente. Doctora, mis ilusiones se han roto al igual que el sueño de caminar de blanco por la Catedral de Lima. Quiero que ese idiota pague por su engaño, pero no sé de qué forma. ¿Qué debería hacer? Me siento destruida.

OJO CONSEJO:

Querida Helena, lo importante es que te diste cuenta de su engaño antes de unirte en sagrado matrimonio. Sé fuerte y voltea la página. La venganza no lleva a nada bueno.

TAMBIÉN LEE: Estoy enamorada sin conocerlo

ojo