Mi pareja es adicto al porno

Mi pareja es adicto al porno

Mi pareja es adicto al porno

03 de Octubre del 2017 - 07:54

Cuando llevé mis cosas a su cuarto este estaba lleno de pósters de mujeres desnudas. Su dormitorio parecía un taller mecánico repleto de calatas

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Valentina (20 años, San Martín de Porres). Soy de las personas que consideran que ver pornografía de vez en cuando es entretenido y no está mal; sin embargo, cuando esto ya se vuelve una costumbre, considero que tiene un trasfondo psicológico.

Estoy con Eduardo hace exactamente un año, pero a los pocos meses de iniciar la relación salí embarazada, por un momento pensé en abortar, pero no tuve ni el corazón ni la fuerza para hacerlo. En ese momento Eduardo me prometió que me apoyaría en todo y hasta donde ha podido lo ha hecho. Con la premura del embarazo, decidimos irnos a vivir juntos cuando cumplí el sexto mes de embarazo, pero desde entonces estoy viviendo una pesadilla. Yo no sabía que Eduardo era adicto a la pornografía.

Cuando llevé mis cosas a su cuarto este estaba lleno de pósters de mujeres desnudas. Su dormitorio parecía un taller mecánico repleto de calatas. Además, tiene una amplia y nutrida colección de revistas “Playboy” y muchas películas XXX, de diferentes estilos que hasta causan algo de escalofríos. Con esa primera imagen, me generó muchas dudas, porque no creo que sea normal que una persona tenga así su cuarto. No hay noche que no vea pornografía, dice que no puede dormir si antes no ve una película de este tipo.

Al inicio me pareció normal, pero ya se ha hecho insoportable. Doctora, tengo miedo de que Eduardo en el fondo esté mal de la mente y le haga daño a nuestra hija. Con tantas cosas que una ve en la televisión, tengo temor de que termine haciéndole algún mal. ¿Debería irme de su lado o tal vez cambie por nuestra hija?

OJO CONSEJO: Es difícil que una persona cambie. Si en verdad lo amas, trata de apoyarlo con ayuda profesional, pero si él no quiere tendrás que tomar la decisión de seguir o no con él.

LEE TAMBIÉN: Me engaña en sus sueños

HAY MÁS...

ojo