No me dio el álbum de la tapa dura

No me dio el álbum de la tapa dura

No me dio el álbum de la tapa dura

27 de Marzo del 2018 - 08:08

A comparación de mis amigas, a mí me encanta el fútbol y por eso me entiendo muy bien con Jorge, mi pareja

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Antonella (23 años, Vitarte). Doctora, mi enamorado se pasó de tacaño y miserable. Desde que Perú clasificó al Mundial, no hemos dejado de hablar de lo emocionante que sería poder llenar los álbumes, porque en esta oportunidad aparecería toda la selección peruana después de 36 años, un hecho que me gustaría enseñarle a mis hijos como una reliquia coleccionable. Iba a ser mi primer álbum mundialista. 

A comparación de mis amigas, a mí me encanta el fútbol y por eso me entiendo muy bien con Jorge, mi pareja. Es más, nosotros nos conocimos en un estadio, mientras jugaba Alianza y la “U”. Los dos somos del mejor equipo: Alianza Lima. 

Todo lo relacionado con el fútbol me emociona, por eso grande fue mi sorpresa cuando Jorge, en vez de comprarme el álbum de tapa dura de Panini -como lo habíamos conversado-, me entregó el álbum Tres Reyes. Casi me caigo de espaldas, porque no es que quiera menospreciar el álbum, pero no me gustan mucho las gráficas y todos los jugadores parecen maniquíes. Le reclamé, pues yo le había dado el dinero para que me compre el paquete del ciento de figuras, pero me dijo que no había encontrado el álbum de tapa dura en ningún lado y menos los paquetones, y que por el momento me había comprado este álbum con sus figuras. 

Doctora, estoy sospechando que Jorge sí se compró el álbum para él. Le pedí la plata y me dijo que la había gastado en una emergencia y que me devolvería a fin de mes. Estoy segura de que se la gastó. A estas alturas ya no sé si creer en él, porque lo veo demasiado tranquilo para no tener el álbum. Doctora, ¿qué hago? 

OJO CONSEJO:

Hacer conclusiones sin pruebas es muestra de inseguridad. Conversa bien con él y coordinen mejor la compra del álbum. Estoy segura de que lo llenarán juntos.

HAY MÁS...

ojo