No sé si decirle que estoy embarazada

No sé si decirle que estoy embarazada

No sé si decirle que estoy embarazada

27 de Agosto del 2017 - 08:58
Magaly Moro

El temor de jamás ser amada me ha llevado a cometer muchas locuras, pero la última que hice me ha dejado en bancarrota y con un hijo a cuestas

Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Mariana (29, San Juan de Miraflores). El temor de jamás ser amada me ha llevado a cometer muchas locuras, doctora; sin embargo, la última que hice me ha dejado en bancarrota y con un hijo a cuestas.

Verá, cuando era niña fui ofrecida por mis padres a unos tíos que vivían en la capital para trabajar en la limpieza del hogar. Toda mi infancia y adolescencia la pasé trabajando, nunca pude estudiar. Aprendí a leer porque el hijo de mis tíos me enseñó. Me llevaba bien con él, pero cuando cumplió 18 años se fue a otro país a estudiar. Mis tíos, que en realidad eran parientes lejanos, tenían dinero. El tiempo que trabajé con ellos me sirvió para ahorrar y estudiar en la nocturna y luego una carrera técnica.

Comencé a salir en secreto con algunas personas: el bodeguero, el panadero y hasta un ayudante de la oficina de mi tío. Todos fueron fugaces porque nunca me tomaron en serio. Hace poco regresó Carlos, mi primo, con una novia. Era una chica interesada, pero guapa.

La cuestión es que una noche Carlos se quedó conversando conmigo en el jardín de la casa y una cosa llevó a la otra que terminamos acostándonos. Esta situación se repitió varias veces. Sentí que me amaba. Tal fue mi entrega que decidí enfrentar a la chica para que terminara con él y nos dejase ser feliz, pero al parecer su relación se debe a que esta tipa está embarazada.

Cuando me dispuse a irme, Carlos trató de retenerme, pero le dejé en claro que ya no quería nada de él. Busqué un cuarto y ahora vivo sola. Sin embargo, el dinero se me está acabando y acabo de descubrir que estoy embarazada. ¿Debería buscar a Carlos?

OJO CONSEJO:

Como todo padre, tiene derecho a saber la verdad. Lo que venga luego deberás tomarlo de forma madura, sea bueno o no. El bebé no tiene culpa de tu descuido. 

LEE TAMBIÉN: El dinero nos separó