Pone a mi hijo en segundo plano

Pone a mi hijo en segundo plano

Pone a mi hijo en segundo plano

20 de Diciembre del 2018 - 07:22

Francisco siempre trataba de darle los mejores regalos navideños a su “princesita”, como llama a su hija

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Julia María (45 años, Surquillo). Querida doctora Moro, estoy casada hace 21 años con Francisco. Él y yo tenemos un hijo maravilloso que acaba de cumplir la mayoría de edad. Es mi único hijo, la luz de mi vida. No sé si usted sea madre; pero mi Santiago, mi niño, es mi motor. Por otro lado, mi esposo tiene otra hija. Esta niña tiene 16 años y fue producto de una infidelidad. Cuando cumplimos tres años de matrimonio, Francisco me confesó que me había engañado; fue un momento terrible.

Yo lo perdoné por mi hijo y tratamos de llevar ese suceso desagradable de la mejor manera. Mi Santiago y su hermana no se frecuentan mucho, pero sí se conocen.

Cuando ambos eran pequeños, yo notaba que Francisco siempre trataba de darle los mejores regalos navideños a su “princesita”, como llama a su hija; sin embargo, a mi hijo solo le daba el regalo que le otorgaba su empresa para los hijos de los empleados. Con mi trabajo, yo colocaba cada Navidad bajo ese árbol regalos que sabía que le gustarían a mi engreído.

Nunca me quise quejar, pensé que quizás quería tapar con regalos su ausencia, lo que es común.

Pero esta Navidad, mi Santiago, que estudia Comunicaciones, nos pidió una cámara. Lo conversé con su papá y me comentó que era imposible porque su hija estaba pidiendo un iPhone. A raíz de eso, tuvimos una fuerte discusión. Exploté y decidí botarlo de la casa. No sé si hice lo correcto, pero me cansé de que siempre ponga a mi hijo en un segundo plano; él también se merece lo mejor. Doctora, ¿debo hablar con el padre de mi hijo?

OJO CONSEJO:

Estimada Julia María, ha llegado el momento de hacerte escuchar. Conversa con tu esposo por el bien de tu hijo; él no merece este tipo de desplantes. Suerte. 

LEE TAMBIÉN: Mi novio me dice lisuras

HAY MÁS...

ojo