Se fue a vivir con sus hijos

Se fue a vivir con sus hijos

Se fue a vivir con sus hijos

06 de Octubre del 2018 - 07:09
» Textos:

Me casé porque estoy enamorada. Sin embargo, ahora me ha dejado por sus hijos y exesposa

Elizabeth (48 años, Centro de Lima). Doctora, me preocupa mi situación y por eso quiero compartirla con usted y sus lectores. Yo vivía con mi esposo Gian Carlos, de 39 años, nos conocimos luego de que él se divorciara de su esposa. Yo nunca me casé hasta que lo conocí, tenía algo que me enamoró.

Iniciamos un romance muy lindo a pesar de que sus hijos no estaban de acuerdo porque aún tenían la esperanza de que volviera con su madre. Luego de meses de vivir alejado de sus hijos porque no aceptaban nuestro matrimonio, ellos volvieron a buscarlo y yo lo entendí porque tienen derecho de ver a su padre; sin embargo, empezaron a meterle ideas a Gian Carlos diciéndole que yo no lo merecía, que estaba muy vieja para él. Empecé a notar una distancia, ya no venía a cenar, los fines de semana no paraba en casa, no teníamos relaciones sexuales desde hace varias semanas. Cuando lo llamaba para ver dónde estaba, me decía que con sus hijos.

Señora Moro, opté por invitarlos a cenar a la casa para estar más cerca de ellos, siempre había escuchado que llevarse bien con los hijos de la pareja es lo ideal, pero, cuando llegó el día, ellos se portaron mal, hablaron pésimo de mi comida y se quejaron con su papá porque, supuestamente, yo los miraba feo cuando él se volteada. Todo era mentira. Meses después, Gian Carlos me dijo que se iba de la casa porque sus hijos necesitan convivir con él y que lo mejor para nosotros era darnos un tiempo, porque él no puede escoger a una mujer antes que sus niños. Doctora, yo no le he pedido que escoja, yo puedo querer a sus hijos como míos. ¿Qué hago?

OJO CONSEJO

Querida, lo mejor es dejar que se vaya con sus hijos; si es su decisión, respétala. Con el tiempo entenderá que no fue lo correcto. Tú eres una gran mujer. Suerte. 

MÁS CASOS DEL CORAZÓN:

Solo piensa en ir a las polladas

Lo amo, pero es un calichín

Mi profesor me invitó al sauna

OJO CON ESTO...

ojo