Se gastó la “grati” con la otra

Se gastó la “grati” con la otra

Se gastó la “grati” con la otra

26 de Julio del 2018 - 08:25

Señora Moro, ya ni tenemos intimidad porque él ha decidido que no volverá a dormir conmigo hasta que yo le ofrezca unas disculpas

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Cecilia (32 años, San Isidro). Doctora, he visto que usted siempre da buenos consejos, por eso le escribo. El domingo pasado tuve una discusión con mi pareja porque sospecho que él me engaña con otra mujer. Le digo esto porque siempre llega tarde y cansado de la oficina; dice que tiene mucho trabajo, pero no le creo. Una vez lo encontré conversando por WhatsApp con una sonrisa de oreja a oreja; cuando le pedí que me mostrara con quién chateaba, empezó a decirme que soy una paranoica, que lo celaba por todo y se fue a dormir al sofá.

Señora Moro, ya ni tenemos intimidad porque él ha decidido que no volverá a dormir conmigo hasta que yo le ofrezca unas disculpas. A pesar de eso, yo no quería creer lo que mi corazón me decía, ya que hasta ese momento solamente eran dudas; pero lo confirmé cuando le pregunté por el dinero que dan cada 15 de julio y me respondió: “Aún no pagan la ‘grati’, amor”. Sin embargo, he encontrado varias boletas en su saco, que son de almuerzos en restaurantes caros, ropa y más. Él me dice que sus amigos las pusieron en su bolsillo por molestarlo, que así son ellos; aunque no le creo nada. Seguro se ha gastado todo el dinero con la otra mujer y yo desviviéndome por él. 

Todos los días le mando un buen almuerzo, me hago cargo de la casa y él me engaña. Ni siquiera valora los años que hemos estado juntos, por eso he decidido ir a su trabajo y esperar a ver con quién sale, pero no sé si sea buena idea, porque tengo miedo de confirmar mis sospechas y tal vez sea imprudente. Doctora, ¿qué me aconseja?

OJO CONSEJO:

Querida, ese hombre no está siendo sincero contigo. Sé que es duro aceptarlo, pero es mejor ser realista. Evalúa si eso es lo que buscas en el amor. Suerte.

LEE TAMBIÉN: Tiene miedo de marchar

HAY MÁS...

ojo