Se quedó misio por Ciberataque

Se quedó misio por Ciberataque

Se quedó misio por Ciberataque

24 de Agosto del 2018 - 10:36
» Textos:

Ese hombre me quiere ver la cara de tonta

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Rafaela (45 años, Santa Clara). Doctora, ya no sé qué hacer con este hombre. Todas son mentiras tras mentiras. Nunca trae el dinero a la casa, nuestros hijos a veces no comen bien por su culpa. Cuando era soltera, yo trabajaba, era una mujer que me valía por mí misma, pero él me dijo que no quería que trabajara, que cuando nos casáramos debía dedicarme a la casa, a cuidar a los niños para que crezcan con todo el amor que necesitan. Yo accedí.

Ahora él se encarga de los gastos del hogar y nunca trae el dinero suficiente, dice que la empresa va mal, que no le pagan completo, hasta me aseguró que ha sido víctima del ciberataque. ¿Cómo es eso, doctora? Ese hombre me quiere ver la cara de tonta. Me contó que estaba retirando el dinero, pero que la máquina se tragó su tarjeta y que ahora tiene problemas con el banco. 

Al principio le creí porque cuando vi en las noticias noté que había muchos afectados, pero luego me llevé la sorpresa de que él ya no usa tarjeta de débito desde hace mucho, que el sueldo se lo dan en efectivo. Me enojé tanto que lo terminé echando de la casa. Me da pena porque me pide que lo perdone, que ya no lo volverá a hacer, que va a cambiar.

Sin embargo, a mí, lo que más me enoja es que es un irresponsable. Yo sé que el tiempo desgasta las relaciones y tal vez ya ni me quiera como antes, pero jugar con el dinero para nuestros hijos, eso no lo puedo tolerar. Esos niños no tienen la culpa de tener esa clase de padre. Por mi parte, retomaré mi profesión, pero no sé qué hacer con él, no quiero sostener una relación por mis hijos. ¿Qué hago?

OJO CONSEJO:

Rafaela, si has decidido separarte, hazlo, pero recuerda que él es el padre de tus hijos y tiene derechos. Procura llevar una buena relación con él por el bien de tus niños. 

TAMBIÉN LEE: Me fascinan las cachimbas

HAY MÁS...

ojo