Solo piensa en los animes

Solo piensa en los animes

Solo piensa en los animes

13 de Mayo del 2017 - 15:05

Hasta he tenido que ver maratones de animes y todo lo he hecho porque creo que la amo

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Jahir (23 años, San Juan de Lurigancho). Doctora, lo que parecía al inicio una simple afición, se ha convertido en una insoportable obsesión. Conocí a Ángela en el instituto hace tres años. Recuerdo que siempre noté que en sus cuadernos se dedicaba más tiempo a dibujar que a hacer apuntes.

Poco a poco la fui conociendo, y no voy a negar que me enamoré de su carisma y pasión. Sin embargo, eso fue al inicio, ya que me pareció muy tierno de su parte. Luego de empezar a salir por una semana, me llevó a un evento de cosplay.

Ahí se convirtió en otra persona, se maquilló, se puso una peluca roja y unos lentes de contacto color naranja. No recuerdo de qué personaje estaba caracterizada, pero no me sentí a gusto en ese lugar. Si no me fui es porque no quería que se sintiera mal.

Han pasado tres años desde que empezamos a salir y por amor a ella he aceptado que me maquille y que me use como modelo para sus disfraces de cosplay. Hasta he tenido que ver maratones de animes y todo lo he hecho porque creo que la amo.

Digo creo porque desde hace unas semanas ya no me siento seguro. Todo esto fue a raíz de una reunión familiar, donde ella me dejó plantado por ir a un evento de anime.

Me decepcionó porque mi abuela había sido dada de alta y el plan era ir a pasar un momento familiar, pero ella prefirió no estar conmigo. Obviamente discutimos y me dijo que si no le gustaba su manera de ser, mejor era ponerle fin a la relación.

Nos hemos dado un tiempo para pensar, pero por un lado no quiero tirar a la basura tres años de relación. Sin embargo, creo que no tiene sentido continuar con una persona que no quiere madurar. Doctora, ¿qué puedo hacer?

OJO CONSEJO:

Es mejor que aprendas a valorarte y estar con personas que aprecien su compañía. Eres joven, encontrarás a una mujer con quien tendrás química. 

ojo