Son gemelos y no sé cual me gusta

Son gemelos y no sé cual me gusta

Son gemelos y no sé cual me gusta

29 de Noviembre del 2017 - 18:22

He pensado en presentarme y contarle, a manera de anécdota, que nos duchamos juntos.

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Malory (26 años, Bellavista). Doctora, le escribo porque creo que me estoy enamorando. Hace unos meses, me mudé a un nuevo departamento y, desde entonces, pasan cosas extrañas. Cada vez que me duchó en las mañanas, alguien del piso superior también lo hace. Lo curioso es que esto ocurre casi siempre y me he ido acostumbrando a los gustos musicales de ese chico, sé que es un hombre porque escuchó su voz tarareando sus canciones favoritas, que la mayoría de veces coinciden con las mías.

He pensado en presentarme y contarle, a manera de anécdota, que nos duchamos juntos; es decir, al mismo tiempo. Sé que suena raro, pero así es, lo único que nos separa son las paredes. Pero como nada es perfecto, el problema es que en el tercer piso viven dos gemelos y no sé cuál de los dos se baña a la misma hora que yo. A veces, cuando no hay bulla, pongo mi música y creo que el vecino escucha mi playlist.

En una reunión del edificio conocí a los hermanos y son muy agraciados. La verdad es que yo quería hablarles, pero no sabía cómo preguntar por la música de las mañanas, así que solo los miré por un largo rato. Ellos tienen casi la misma edad que yo y también se han independizado, pero viven juntos para ahorrar. Siento atracción por los dos, pero me gusta el que escucha baladas y salsa. Cuando los veo, no puedo evitar sonreír y sonrojarme por mis pensamientos. Estoy segura de que si le contará a mis amigas esta historia pensarían mal. Por eso recurro a usted, ¿qué me aconseja? ¿Estoy un poco loca por ilusionarme de esta manera tan extraña? Doctora, respóndame.

OJO CONSEJO:

Querida, arriésgate por tus sentimientos y preséntate ante tus vecinos. Nunca sabrás quién es el que te gusta si no haces la pregunta. Suerte. 

LEE TAMBIÉN: Elegí la música en vez de ella

HAY MÁS...

ojo