Tengo miedo a ser rechazado

Tengo miedo a ser rechazado

Tengo miedo a ser rechazado

27 de Diciembre del 2017 - 17:05
» Textos:

Me he propuesto conquistarla en la fiesta de fin de año de la empresa; sin embargo, hace unos días descubrí que tiene enamorado

Por: magaly moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Marcos (27 años, Bellavista). Doctora, le escribo porque tengo una compañera del trabajo que me gusta y deseo poder hablarle antes de que acabe el año. Cuando estamos juntos, me pongo muy nervioso y eso me impide conversar, solo sonrío y en más de una ocasión he quedado como un insensible. 

Yo soy supervisor y voy a las oficinas cuando el personal tiene dudas o problemas. Mi compañera pertenece al área de Contabilidad y son pocas las veces que requiere de mis servicios, por lo que he llegado a realizar observaciones a su trabajo para que me llame. 

Mis amigos de la oficina se han dado cuenta y me animan a confesar mi amor, pero cuando la veo dejo de pensar en eso. Así que me he propuesto conquistarla en la fiesta de fin de año de la empresa; sin embargo, hace unos días descubrí que tiene enamorado.

Yo siento que he perdido; en cambio, mis amigos dicen que si no hay un anillo o hijos de por medio no abandone mi objetivo.Estoy confundido, pues siento que también le gusto y lo peor de todo es que la fiesta es este viernes. Aún no estoy convencido de asistir y declarar todo lo que siento por ella, no quiero quedar como un tonto.Quizás, ella ni recuerde quién soy o me desprecie frente a todos.

Ese temor me impide tomar una decisión y, por ello, estoy tan preocupado que a veces no concilio el sueño. Muchas veces, me despierto a las tres de la mañana pensando en mi compañera. Además, sé que ella tomará vacaciones la quincena de enero, por lo que no habrá otra oportunidad hasta su retorno. Doctora, no sé qué hacer. ¿Le confieso mis sentimientos o mejor oculto todo?

OJO CONSEJO: Querido, tienes que perder el miedo y perseguir lo que amas. Si ella no corresponde ese sentimiento, podrás estar tranquilo porque lo intentaste.

LEE TAMBIÉN: Le dije gordita y me terminó

HAY MÁS...

ojo