Aluvión en Abancay

Aluvión en Abancay

Aluvión en Abancay

04 de Octubre del 2014 - 03:39
» Textos:

Desborde de laguna Ampay sepulta 250 casas y temen que arrase ciudad

Los pobladores del distrito de Tamburco, en la provincia de Abancay, temen lo peor. Ayer, el deslizamiento de un gran bloque del cerro Santuario Nacional de Ampay originó el desborde del río Sahuanay y un posterior huaico que destrozó unas 30 viviendas, arrasó varios campos de cultivo y mató gran cantidad de ganado.
Miles de personas abandonaron desesperados sus precarias viviendas y corrieron hasta la zonas más altas de la zona para ponerse a salvo, pensando que el desastre habría sido originado por el desborde de la laguna 'Chica' ó Uspaccocha, que se encuentra en las alturas del mencionado cerro.
'La laguna se ha desbordado y está dividiendo al distrito en dos, por favor, ayúdennos ', fue el dramático pedido que Lucho Tipa, poblador de Tamburco, realizó a través del rotafono de RPP y causó más zozobra entre sus paisanos.
Su pedido alarmó a las autoridades de la región, entre ellos al presidente regional de Apurímac, Elías Segovia, quien tras pedir a la población calma, anunció que sobrevolaría el lugar para obtener una mejor apreciación de la magnitud del hecho.
Mientras ello ocurría, los pedidos de ayuda de los pobladores de Tamburco no se hicieron esperar, ellos clamaban ser rescatados en helicópteros del lugar debido a que los deslizamiento continuaban. Entre lágrimas, lamentaban haber perdido sus cultivos y sus precarias viviendas.
Empero, la calma volvió a Tamburco cuando Segovia anunció que tras divisar la zona del huaico, la 'Laguna Chica' no se había desbordado, que estaba intacta.
'Lo que ha pasado es que debajo de la laguna chica, a unos 500 metros habían tres ojos de agua (filtraciones) formados por las intensas lluvias que se han registrado en la zona, estas provocaron el deslizamiento de un parte del cerro que cayó sobre la microcuenca de Sahuanay, se desbordó e inundó las viviendas que se encontraban a su alrededor ', explicó el presidente regional. Agregó que este huaico también dañó viviendas de la ciudad de Abancay.
Sin embargo, el funcionario sostuvo que si bien la laguna no se desbordó, esta debía ser vigilada.
Los deslizamientos también se presentaron ayer en otros puntos de Apurímac. En el distrito de Choquepuquio, ubicado en la provincia de Chincheros, un alud destruyó unas 61 viviendas dejando a 96 familias damnificadas.
Al llegar a la zona del desastre con ayuda, el jefe de Defensa Civil, Alfredo Murgueitio, precisó que el número de viviendas afectadas en dicha región ya alcanzaban las ocho mil, cifra que incluían las cerca de 250 casas que fueron arrasadas hasta la fecha en el distrito de Mariscal Gamarra.
Por ello, dispuso primero encausar la cuenca del Sahuanay, la protagonista del último huaico, por su proximidad a la ciudad de Abancay y reubicar a los pobladores que viven cerca a los ríos
ojo