Jueves Santo de terror en San Miguel

Jueves Santo de terror en  San Miguel

Jueves Santo de terror en San Miguel

03 de Abril del 2015 - 07:58

Sicarios ametrallan a dos jóvenes y queman lujoso porsche con bomba incendiaria.

Para el crimen organizado no existe fecha en la que no se pueda zanjar un asunto pendiente. Ni la Semana Santa representa un impedimento para llevar a cabo un acto criminal. La noche del miércoles, mientras muchos limeños se organizaban para celebrar el Jueves Santo, un grupo de sicarios acribilló a dos jóvenes en plena vía pública, a vista y paciencia de niños, mujeres y ancianos. San Miguel, por unos momentos, se convirtió en la mexicana y violenta Ciudad Juárez.

Eran las 10:30 p.m. cuando un automóvil chocó y le cerró el paso a un Porsche modelo Cayenne, a la altura de la cuadra 7 de la avenida Insurgentes, en dicho distrito. Según los testigos, del auto bajaron cinco sujetos con armas de guerra y obligaron a bajar al piloto y copiloto. Tras producirse una discusión, los pistoleros dispararon contra Carlos Antonio Sulca Cruz (32) y Juan Fidel Berríos Navarro (32). Tras dejarlos malheridos y tirados en la pista, le lanzaron una bomba incendiaria al lujoso vehículo y lo quemaron.

Los otros dos ocupantes ya habían fugado.
Cuando los peritos de Criminalística de la Policía llegaron al lugar, solo las luces de emergencia del Porsche D7Q298 centelleaban. “Ha sido un ataque brutal. Han disparado con ametralladoras. Yo me tuve que esconder en una farmacia por las balas que iban y venían”, dijo Edwin Hernández, uno de los testigos de la feroz balacera. Producto de las ráfagas de balas, su auto, un Chevrolet Sail de placa F9Q-448, recibió un disparo en la luna posterior.

A hospitales
Sulca Cruz fue llevado al hospital Alcides Carrión, para luego ser trasladado a la Clínica San Gabriel. Está gravemente herido. Berríos Navarro, quien recibió un balazo en la espalda, fue trasladado al hospital José Sabogal. Ambos estaban estables hasta ayer.

”Los heridos se arrastraron varios metros y respondieron con disparos a los sicarios. Regaron de sangre la pista y la calzada”, dijo un policía.
Los delincuentes dispararon por lo menos 25 balazos contra sus víctimas. “Nosotros les dábamos ánimo, pero tampoco podíamos hacer mucho”, relató Manuel Rentería, otro testigo.

En el interior del Porsche las autoridades encontraron tres maletas de viaje y algunas bolsas con productos adquiridos en el Duty Free del aeropuerto. Una de las maletas llevaba una cinta que decía “México”. Después se supo que Sulca Cruz había estado en Cancún y había llegado unas horas antes a Lima. Los sicarios los siguieron desde el aeropuerto Jorge Chávez.

Una joven “modelo”
Los testigos revelaron que la bomba incendiaria fue lanzada por debajo del vehículo de lujo y lo quemó por completo. No se salvó ni el tablero de instrumentos. En el aire se respiraba a fierro quemado y los curiosos sacaban sus smartphones para registrar el incidente.

Los testigos relataron que del Porsche bajó una mujer. Ella, según contaron las personas que la vieron, escapó rápidamente de la balacera y se perdió por una de las calles.

“Ella es modelo y es una chica trabajadora, estudiosa”, manifestó con temor una joven que dijo ser su amiga, pero se negó a identificarla. Un hombre también fugó del lugar.

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp