Lima en manos de la delincuencia sin cámaras de vigilancia dejó Susana Villarán

Lima en manos de la delincuencia sin cámaras de vigilancia dejó Susana Villarán

Lima en manos de la delincuencia sin cámaras de vigilancia dejó Susana Villarán

04 de Enero del 2015 - 21:04

Desde el 8 de diciembre no funcionan por falta de pago de anterior gestión

El alcalde Metropolitano de Lima, Luis Castañeda Lossio, constató esta tarde que el sistema de video vigilancia de la Gerencia de Seguridad Ciudadana, encargada de monitorear las principales calles de la ciudad, se encuentra totalmente inoperativo desde el pasado 8 de diciembre sin que el personal de Serenazgo sepa lo que realmente ocurre con las incidencias en la capital.
En una visita inopinada a la central de monitoreo de Seguridad Ciudadana en la Vía Evitamiento del Cercado de Lima, Castañeda se sorprendió al observar que las 41 cámaras de vigilancia estaban apagadas, al igual que los monitores.
Tras preguntar por las razones del nulo servicio, Noemí Sánchez, supervisora de Monitoreo, le explicó al burgomaestre que no cuentan con el video vigilancia porque la anterior gestión no pagó a la empresa encargada de prestar el servicio electrónico.
“Lamentablemente no contamos con el servicio porque la anterior gestión no canceló a la empresa el servicio que nos provee”, indicó.
Con el nulo servicio –alertó la servidora- se ha dejado de monitorear todo el damero de la ciudad, el Mercado Central y principales avenidas como Abancay, Tacna y Garcilaso de la Vega”, manifestó la servidora.
Asimismo, Castañeda observó que la central de monitoreo de serenazgo recibía un promedio de nueve mil llamadas diarias de los vecinos de Lima, pero que están han sido rebasadas por la nula cobertura de vigilancia visual.
La autoridad municipal halló también que el personal de Serenazgo solo se comunica telefónicamente, principalmente cuando hay incidencias, debido a la ausencia de un sistema de comunicación radial.
“Es increíble que nuestra Lima se encuentre a merced de la inseguridad, de la delincuencia y del caos por la negligencia e inoperancia de funcionarios de la anterior gestión”, expresó mortificado.
Encontró también abandonados en los almacenes de Seguridad Ciudadana nueve patrulleros de serenazgos, 17 motocicletas y nueve camiones de servicio de personal, así como obras de infraestructuras inconclusas.
Ante estos lamentables hechos, el alcalde Castañeda demandó a los nuevos funcionarios evaluar con carácter de urgencia la actual y caótica situación de la Gerencia de Seguridad Ciudadana.

ojo