Matan a comandante en pollería

Matan a comandante en pollería

Matan a comandante en pollería

02 de Enero del 2015 - 10:40

delincuentes acribillaron a oficial de la pnp cuando rastrillaba su arma para enfrentarlos.

Los delincuentes atacaron hasta el último minuto de 2014. Un comandante de la PNP fue asesinado por una banda de delincuentes que ingresó a asaltar una pollería en el Cercado de Lima. El efectivo, quien tenía más de treinta años de servicio, intentó frustrar el atraco, pero los hampones no le dieron tiempo.

Eran aproximadamente las once y media de la noche del miércoles 31. El comandante PNP Pedro Pablo Guerrero Gilbertti (51) se encontraba en el interior de la pollería Corralito, ubicada en la cuadra doce de la avenida Sosa Peláez, en la urbanización Chacra Ríos Sur.

Guerrero, quien estaba de civil, esperaba, al igual que un nutrido grupo de comensales, su pedido de un pollo a la brasa, plato que planeaba degustar con sus familiares durante las celebraciones del Año Nuevo.
De pronto hicieron su ingreso al lugar cuatro sujetos encapuchados, con guantes quirúrgicos y provistos de armas de fuego, quienes sin importarle la presencia de algunos menores de edad en el lugar, realizaron varios disparos al aire para amedrentarlos.

Sin compasión
La violenta escena llamó la atención del comandante, quien estaba sentado en una silla tras salir de los servicios higiénicos, según reveló a las autoridades la administradora Rosario Pérez. El oficial, al percatarse de la presencia de los hampones, se agacho al igual que los otros clientes e intentó sacar su pistola.
Pero cuando rastrillaba su arma de fuego fue sorprendido por dos de los delincuentes que lo acribillaron a sangre fría, tal como se aprecia en el video de las cámaras de seguridad del mencionado restaurante.

Seis balazos
Seis fueron los balazos, la mayoría en el tórax, que impactaron a Guerrero, quien quedo tendido en el suelo en medio de un charco de sangre.
Al verlo indefenso, uno de los hampones, mostrando gran frialdad, se acercó al efectivo y le arrebató su arma.

Los otros hampones se apoderaron del dinero de las ganancias del día de la pollería y las pertenencias de valor de algunos de los clientes.
Con el botín en las manos, los ladrones abordaron un vehículo claro, donde esperaba un quinto delincuente, y escaparon con dirección al Callao.
Cuando el reloj marcaba la llegada de 2015 y miles de peruanos festejaban, Guerrero, quien cumplía servicio en el Fondo de Vivienda Policial- Fovipol, agonizaba en medio de la mirada de los trabajadores del Corralito, quienes no pudieron reanimarlo pese a sus esfuerzos.

Homicidios
A la escena del asesinato llegaron los agentes de la División de Homicidios de la Dirincri, quienes examinaron los restos del comandante y luego lo llevaron a la morgue de Lima para la respectiva necropsia, tras la autorización del Ministerio Público.

ojo