El ocupa el cuarto lugar en contenido dentro de nuestro cuerpo, después del calcio, sodio y potasio. El 60% se encuentra en el hueso, 40% está distribuido de forma equitativa en el tejido muscular y el tejido no muscular del cuerpo, y sólo el 1% se encuentra libre fuera de las células.

Participa de, al menos, 300 reacciones químicas del metabolismo y aunque su deficiencia es poco frecuente, se puede presentar en pacientes con enfermedades de las funciones cardiovasculares y neuromusculares, síndrome de malabsorción, diabetes mellitus, problemas renales, alcoholismo y malnutrición.

Los niveles de magnesio en el cuerpo afectan la concentración de calcio. Cuando el magnesio baja las de calcio suelen bajar también, pudiendo presentarse una hipocalcemia (niveles muy bajos de calcio).

Los requerimientos de magnesio van desde los 80 mg por día en menores de 3 años hasta 420 mg/día en el hombre adulto.

Una dieta variada y balanceada asegura la ingesta recomendada de magnesio y es muy raro necesitar suplementos.

¿Qué alimentos son ricos en magnesio?

Algunos alimentos ricos en magnesio son: chocolate (sobre todo alto en pasta de cacao), salvado de trigo, semillas de ajonjolí, habas, tomate seco, también espinacas, acelga e higos.

VIDEO RECOMENDADO

Nutrición: consejos para que lleves una mejor alimentación por Sara Abu Sabbah

Toda la verdad sobre los productos light y sin octógonos

TAGS RELACIONADOS