Con OJO crítico: La plaza de todos

Con OJO crítico: La plaza de todos

Con OJO crítico: La plaza de todos

27 de Agosto del 2017 - 10:43

Editorial

La Plaza San Martín no solo se ha convertido en el bastión de los maestros en huelga; también en una especie de mercado donde se vende comida, libros y hasta matracas y silbatos para “armar” la protesta. Situación que ha obligado a la Municipalidad de Lima a incrementar su presupuesto para mantener limpio el lugar.

El año pasado, con un gran número de policías, la comuna prohibió que marchas como la de “No a Keiko” y del “Orgullo LGTBI” llegaran a la plaza para resguardar el patrimonio histórico de Lima.

¿Por qué las autoridades no piensan igual ahora que la plaza se ha convertido en un mercado?

TAMBIÉN LEE:

Con OJO crítico: La lección de Kenji

Con OJO crítico: Las clases perdidas

Con OJO crítico: Por los niños del Perú

Con OJO crítico: basura y desidia

Con OJO crítico: Ojo con el terrorismo

Con OJO crítico: Cambistas en la mira

Con OJO crítico: A merced de rateros

Con OJO crítico: ¿Se cae de Maduro?

HAY MÁS...