Con OJO crítico: Prevenir, no lamentar

Con OJO crítico: Prevenir, no lamentar

Con OJO crítico: Prevenir, no lamentar | Fotografía: Grupo Epensa - FOTO REFERENCIAL

24 de Septiembre del 2017 - 17:13

Editorial

Dice el dicho que no hay mal que por bien no venga, y desde el terremoto en México del pasado martes 19 salió nuevamente a relucir la fragilidad de las edificaciones en nuestro país; desde el Congreso hasta los hospitales, pasando por las construcciones de viviendas en los cerros y las viejas quintas del Centro de Lima.

Realidad que no solo aplica para la capital, también se replica en el interior del país.

Espacios tugurizados como Gamarra y el Mercado Central deben ser supervisados periódicamente y no cada vez que algún terremoto azota otro país, demostrando que ante estos fenómenos naturales solo toca estar prevenidos para no lamentar.

OJO CON ESTO:

Con OJO crítico: El Perú está primero

Con OJO crítico: Nada es imposible

Con OJO crítico: El pueblo pierde

Con OJO crítico: Alerta por sismos

Con OJO crítico: El terrorista no cambia

Con Ojo crítico: Imitar y aprender

Con OJO crítico: Estamos advertidos

Con OJO crítico: La palabra del ´Chino´

HAY MÁS...

ojo