EL LÁPIZ DE ASIÁN: Esta clase política no clasifica ni en repechaje

01 de Marzo del 2018 - 19:44
» Textos:

Columna del director de diario Ojo, Jaime Asián

Qué tal.

Como saben, Jorge Barata, el ex jefe de Odebrecht en el Perú, no dejó títere con cabeza y, ahora, el panorama resulta incierto para la población de cara a las próximas regionales y municipales y, luego, las presidenciales (claro, si antes no se tumban a Kuczynski).

Y es que, con los principales personajes políticos y eventuales candidatos embarrados hasta el cuello con el billetón de Odebrecht, es difícil que alguien se anime a darles su voto. Algunos de ellos ya cavaron su propia tumba, sin ninguna duda.

Lo previsible es que, a partir del 7 de octubre, día de los comicios locales, esta camada desacreditada empiece a pasar al olvido y aparezca sangre nueva que, ojalá, honre el cargo de autoridad elegida por el pueblo.

Necesitamos que pase una situación parecida a la ocurrida en la selección de Gareca: que gobiernen quienes suden la camiseta, no se la pasen de cantores, pongan el pie fuerte, tengan amor por el Perú y no piensen solamente en sus bolsillos.

Adiós a los cuatro o cinco fantásticos de la coima, queremos funcionarios en todos los niveles que le metan gol a la inseguridad ciudadana, a la corrupción, al crimen organizado, al frenazo económico, a la desilusión. En buena cuenta, a la inacción del Gobierno. Es justo y necesario.

ojo