Mientras paseaban por la alameda Chabuca Granda, en el centro de Lima, un padre de familia pidió a su hijo adolescente que observe bien la cantidad de vehículos que circulan por la Vía de Evitamiento. Luego, le explicó que camiones y tráileres que pasan, que eran muchos, reflejaban la actividad económica del país. Es decir, cuantos más vehículos pesados estén en circulación, significaba que hay movimiento económico, que hay industria, comercio y, como consecuencia, fuentes de trabajo.

De esta manera, el padre trataba de explicar a su hijo la huelga que un sector de camioneros iniciará mañana por el alto costo de los combustibles.

Aunque el Gobierno ha intentado de minimizar esta nueva acción de fuerza, lo cierto es que muchos seremos los perjudicados, porque los alimentos no llegarán a tiempo a los mercados y subirán de precio. Además, muchos no podrán viajar por los bloqueos de vías. Y todo por la incapacidad e inacción de este “gobierno del pueblo” que no soluciona los problemas del país.