Empresarios de distintos gremios ofrecieron ayer una conferencia de prensa donde expusieron su preocupación por la situación política y económica del país.
Empresarios de distintos gremios ofrecieron ayer una conferencia de prensa donde expusieron su preocupación por la situación política y económica del país.

Contradictoriamente, Pedro Castillo se desgañita asegurando que “el Perú es un destino seguro para las inversiones, donde se respeta las actividades de las empresas nacionales y extranjeras en el marco del Estado de derecho, así como la estabilidad jurídica que garantiza nuestra Constitución”. Ayer, quienes lo sacaron al fresco fueron los propios gremios, cámaras y asociaciones de empresas (97 en total) que, reunidos en una conferencia de prensa, le explicaron que un cambio de Constitución no solucionará los problemas que sufre la población ni mejorará la calidad de vida de los peruanos. O sea teacher, estás fuera de foco. Castillo promete tranquilidad a los inversionistas con la Carta Magna actual, sin embargo, de contrabando, quiere meter como sea el proyecto para una Asamblea Constituyente en la que solo faltó que incluyan como posibles participantes a los miembros del Movadef. Y encima tiene a Vladimir Cerrón que le sopla la oreja en una nefasta cofradía que muchos compatriotas todavía no advierten.