La propiedad del aguaje más difundida a nivel local es la relacionada a la fertilidad femenina y a su efecto “modelador del cuerpo femenino y de crecimiento de mamas”, aunque no está avalado científicamente.  

Pero se basa en una cualidad cierta, que es el elevado contenido de fitoestrógenos, hormonas vegetales parecidas a la de la mujer, pero con un efecto más débil. De hecho, es uno de los frutos recomendados en el climaterio.

Cuando buscamos propiedades en los alimentos lo primero que miramos es su valor nutricional; en el caso del aguaje destaca su vitamina A  ya que concentra 173mg a 300 mg por cada 100g de alimento, y tocoferoles (vitamina E) de 80mg a 100 mg por cada 100g de alimento.

También la pulpa del aguaje contiene ácido ascórbico (vitamina C) de 50mg a 60 mg por cada 100g de pulpa, que sigue sumando protección a nivel celular. Esto convierte a este fruto en protector de nuestras células, por eso debería ser recomendado en tiempos de pandemia.

En la Amazonía peruana encontramos, al menos, 3 variedades por su color. Con la pulpa se puede elaborar aguajina (refresco), helados, jugos, dulce o bebidas alcohólicas por fermentación (masato o caisuma).

TAGS RELACIONADOS