Por: Sara Abu Sabbah

Todo año nuevo trae un aire de renovación y prosperidad. El 2020 nos enseñó que somos muy vulnerables y que la buena nutrición puede marcar la diferencia en cómo nuestro cuerpo se defiende frente a la enfermedad, especialmente si es atacado por un virus o una bacteria.

Este 2021 hagamos algo al respecto, comamos saludable. Este enunciado en verdad ¿lo entendemos? ¿Qué significa comer saludable? Lo primero es entender que solo se debe comer cuando toca un tiempo de comida, si eres adulto tres veces es suficiente (aunque algunos necesitan más), si eres menor necesitas cinco.

Lo segundo, aliméntate de opciones y preparaciones lo menos procesadas posible, es decir, lo más parecido a como te lo entrega la naturaleza (obvio, salvo aquello que requiere cocción), por ejemplo, la fruta entera, la verdura cruda, los granos enteros, semillas, etc.

En cuanto a las preparaciones, no tiene que ser solo sancochado. Un guiso, una pachamanca o un horneado son formas saludables de cocción. La variedad y el balance también cuentan. Incluye ensalada a diario, 3 unidades de fruta, pescado 3 veces por semana y alimento rico en hierro al menos cada 10 días.