Salta el gato encerrado

Salta el gato encerrado

Salta el gato encerrado | Fotografía: Giancarlo Ávila

09 de Agosto del 2015 - 17:18

Lea la columna de nuestro director, don Víctor Ramírez Canales.

“Dime con quién andas y te diré quién eres”, dice el refrán. El barro por el destape de la gran corrupción en Brasil saltó hasta el Perú, donde hay indicios de que poderosas empresas brasileñas pagaron coimas durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Por el momento, de quién más se sospecha es del gobierno aprista por las primeras pruebas y filmaciones reveladas. Hay videos y registros de que oscuros personajes brasileños entraron a palacio de gobierno para reunirse con Alan García. Inclusive, uno de ellos, José Aldemário Pinheiro, quien inmgresó junto con Zaida Sisson, esposa del ex ministro aprista Rodolfo Beltrán, y José Dirceu, ya fue condenado por la justicia brasileña a 16 años de cárcel por el caso Lava Jato. Está acusado de liderar una organización criminal dedicada a la corrupción y lavado de dinero.

La puntería está en el partido aprista porque durante el segundo gobierno de Alan se construyeron dos mil 589 kilómetros de carretera Interoceánica Perú- Brasil y más de 20 puentes en diversos puntos de los ejes viales. Una obra monumental que se inició durante el gobierno de Toledo con un presupuesto estimado en dos mil 800 millones de dólares. Toda una tentación para que los corruptos sacaran su tajada. Documentos oficiales del año 2007 revelan que altos funcionarios de empresas brasileñas entraron a la Casa de Pizarro con el fin de reunirse con Alan García. Voceros apristas se han apurado en desmentir y niegan tales reuniones, especialmente Javier Velásquez Quesquén quien se desempeñaba como presidente del Consejo de Ministros. Sin duda que el gato encerrado ya comenzó a saltar y algo huele mal. El Partido Aprista lanzó su comunicado para limpiarse y dice que si hay algún culpable que le caiga todo el peso de la ley. Ponen el parche antes de que reviente el chupo.

La esposa del ex ministro aprista Rodolfo Beltrán tiene mucho que decir. Zaida Sisson , la consultora que es investigada en Brasil, asegura que se entrevistó con altos funcionarios del gobierno aprista y el mismo Alan García, lo cual no reconocen los apristas. La dama jura que no usó para nada las influencias de su esposo aprista, pero se sospecha que no está diciendo toda la verdad respecto a sobornos pagados por constructoras brasileñas durante la construcción de la carretera Interoceánica y otras obras en Lima y varias regiones del país. Uno de las “donaciones” que la empresa brasileña Odebrecht le hizo a Alan García fue la réplica de una estatua del Cristo de Corcovado que el ex presidente decidió levantar en el Morro Solar, en Chorrillos. El costo de ese “regalo” fue más de 830 mil dólares. Muchos sospechan que ese detalle no es amor al chancho sino a los chicharrones. También ha trascendido que Zaida Sisson se reunió con Rocío Calderón, la buena amiga de Nadine Heredia, quien tiene que rendir cuentas nada claras y se corre de las investigaciones.

Esto recién comienzan y las papas están que queman en las manos de Alan, Toledo y Nadine. La justicia brasileña profundiza las investigaciónes y en lo que respecta a Perú la pieza clave es la esposa del ex ministro aprista Rodolfo Beltrán. Se ha confirmado que La señora Zaida Sisson tuvo varias reuniones con ex funcionarios del segundo gobierno aprista en el que empresas brasileñas ganaron millones en obras públicas. Todo hace pensar que se pagaron jugosas “coimisiones” y hasta se hizo el milagro del Cristo de Corcovado, en el Morro Solar de Chorrillos. Un “milagro” que les costará caro a políticos que otra vez están que se arañan por ser elegidos. El caso Lava Jato puede ser el Waterloo de varios candidatos. La justicia brasileña ahora dirá “cómo es que la plata llega sola” a los bolsillos de los corruptos y ya se sabe por qué los políticos se “sacrifican” por llegar al poder para cobrar lo que las empresas pagan para ganar licitaciones que dejan millonadas en las cuentas de testaferros y paraísos fiscales, como lo hizo Vladimiro Montesinos y su banda de “generales victoriosos”.

ojo