Don Juan |

Mucho ojo, colegas del volante, con estos tips que me alcanza el MTC. Hay que estar bien informados porque, así, nos evitamos problemas y, sobre todo, brindamos seguridad a nuestros queridos clientes.

1.- Hasta el 31 de mayo se amplió la vigencia de las licencias Clase A, categorías II-a, II-b y III-a, que permiten manejar taxis, combis, custers, camiones hasta 12 toneladas, buses y ómnibus. Esta medida alcanza a los brevetes con vencimiento hasta al 31 de marzo de 2021.

2.- El servicio de taxi autorizado está permitido, durante las 24 horas, incluso en las ciudades donde hay nivel de alerta extremo.

3.- Está permitido que viajen tres pasajeros (dos en el asiento trasero y uno en el asiento del copiloto).

4.- Los pasajeros y conductor deben usar mascarilla, que cubra nariz y boca.

5.- Es obligatorio el uso de protector facial cuando el cliente ocupe el asiento del copiloto.

6.- Se recomienda el uso de medios de pago que no necesiten contacto con el conductor (medios electrónicos).

7.- Se debe viajar con las ventanas del vehículo abiertas para permitir la ventilación natural del vehículo (no aire acondicionado).

8.- Por prevención, el taxi debe tener una división transparente entre los asientos delanteros y los asientos traseros.

9.- Antes y después del servicio, proceder a la limpieza y desinfección del vehículo.

10.- Procure hablar lo menos posible con el pasajero.

11.- Cobrar la tarifa adecuada (no sea abusivo) porque, en tiempos de pandemia, la mayoría de peruanos anda con el presupuesto ajustado.

Pasando a otra cosa, el pasajero a veces nos echa la culpa de llegar tarde a su cita o centro laboral. No faltan los que, ni bien suben, lanzan la frase estresante: “Señor vuele porque estoy apurado”. Es más, varias veces he escuchado que “los taxis son como ciertos amigos: nunca están cuando más los necesitas”.

La recomendación es que calculen su tiempo y tomen sus precauciones. Nada de que “el cliente siempre tiene la razón”. Esto me recuerda a lo que escribe Julio Cortázar en 62/Modelo para armar: “Porque en realidad es el pasajero el que lo lleva a uno, no el taxi al pasajero”.

Y nos vamos con el chiste: Extrañando aquellos tiempos en que estornudabas y te decían ¡salud! Ahora te gritan ¡fuera de acá!

¡Hasta el próximo miércoles!

TAGS RELACIONADOS