​Jugador de la NBA anota 11 puntos, se desvanece y muere después de dos días

​Jugador de la NBA anota 11 puntos, se desvanece y muere después de dos días

​Jugador de la NBA anota 11 puntos, se desvanece y muere después de dos días

26 de Marzo del 2018 - 19:14
» Textos:

Jugador, de apenas 26 años, colapsó en pleno partido que clasificó a su equipo

El base de 26 años Zeke Upshaw, quien colapsó el sábado a falta de 50 segundos para el fin de un partido de la liga de desarrollo de la NBA, falleció este lunes, informó su madre, Jewel.

"A pesar de los continuos esfuerzos del equipo médico de Spectrum Health, en Grand Rapids, Michigan, mi hijo no pudo superar la crisis", escribió Jewel Upshaw en su cuenta de Twitter.

"A la familia, amigos, compañeros de equipo, entrenadores, fanáticos y confidentes, gracias por sus oraciones y apoyo en este momento tan difícil", añade el mensaje.

Hasta el momento se desconocen las causas del fallecimiento del jugador, que también se desempeñaba como escolta y quien se desplomó a segundos del pitido final del juego que su equipo, el Drive Grand Rapids, ganó por 101-99 a los Long Island Nets.

Zeke Upshaw anotó en el que fue el último partido de su vida 11 puntos y su equipo, el Drive, alcanzó un lugar en la liguilla final.

El presidente del Drive, Steve Jbara, anunció que durante los 'playoffs' el equipo llevará impreso en todas sus camisetas el nombre de "Zeke".

"Los jugadores desean jugar, desean recordar a su compañero dentro del campo", explicó el directivo.

El Drive, es un equipo afiliado con los Pistons de Detroit, organización que también lamentó el fallecimiento del joven jugador, al que definió como "entrañable, modelo para la organización tanto dentro como fuera del campo".

OJO CON ESTO:

NBA: Warriors vencen a los Spurs y con 3-0 están a una victoria de la final

NBA: Victoria histórica de Warriors sobre Spurs sigue dando qué hablar

NBA tiene récord de extranjeros con 113 jugadores de 41 países

NBA: Tim Duncan se retira tras 19 años de profesional y cinco títulos

HAY MÁS...

ojo