El hombre que lo puede todo: conoce la historia de este increíble atleta (FOTOS)

El hombre que lo puede todo: conoce la historia de este increíble atleta (FOTOS)

El hombre que lo puede todo: conoce la historia de este increíble atleta (FOTOS)

25 de Julio del 2017 - 16:27

El capitán EP Carlos Felipe convirtió los campos de batalla por los campos de entrenamiento, a fin de cosechar la gloria en nombre del país

Desde que tuvo uso de razón, siempre quiso ser el mejor. Aptitud que demostró cuando empezó la práctica de artes marciales desde los once años emulando a su padre, hombre de formación militar e instructor de judo, y cuando logró ser parte del equipo de fuerza de élite del Ejército. Sin embargo, la mayor prueba que afrontó sucedió la tarde del 23 de noviembre de 2010, cuando perdió la pierna izquierda durante una emboscada terrorista en el Vraem. Situación que el capitán EP Carlos Felipa convirtió en la motivación para cambiar los campos de batalla por los campos de entrenamiento y seguir cosechando la gloria en nombre del país como atleta paraolímpico.

SUPERACIÓN

Empezar su vida como atleta no fue sencillo. Para ello tuvo que primero pasar por 14 intervenciones quirúrgicas, permanecer largos meses en terapia y por último, y quizás lo más importante, recuperar la movilidad sobre sus piernas. Claro que durante este difícil proceso preparó la mente para no dejarse vencer por la adversidad leyendo libros de motivación y superación.

“El poder de la mente es fuerte. Yo les decía a los médicos que volvería a caminar y ellos me seguían la corriente. Imprimí el modelo de la pierna ortopédica que necesitaba y lo pegué por todos lados en mi habitación del hospital para observarla por donde mire. La gente pensaba que estaba loco”, comenta entre risas el capitán del Ejército mientras muestra la deseada prótesis que le fue otorgada por el Ejército peruano, la misma que manipula a través de una aplicación instalada en su smartphone.

METAS. 

Ya capaz de caminar, este aguerrido comando militar se trazó nuevas metas. Lo primero que hizo fue hacer un curso de paracaidismo, para el cual tuvo que convencer a la Escuela de que sí lo podía hacer. Una vez autorizado, fue más allá de lo convencional y no paró hasta convirtiese en el primer paracaidista en Latinoamérica en saltar a más de 15 mil pies de altura con una pierna biónica.

No contento con ello, fue por más. Con una nueva prótesis, que compró invirtiendo sus ahorros, inició su preparación como velocista, y luego se proclamó campeón mundial de atletismo 100 y 200 metros en el Campeonato Mundial Militar realizado en Korea en 2015. “No hay nada más emocionante que subirte a un podio y escuchar el himno de tu país”, comenta.

OBJETIVOS

Luchar por ser el mejor no es sencillo. Cuando necesita concentrarse para hacer bien las cosas en cada competición, cierra los ojos y extiende los brazos en los que lleva tatuados, en cada lado, los nombres de sus hijos. “Ellos son mi mayor fuerza y motivación, son mi equilibrio”, confiesa el participante de los Juegos Paralímpicos de Toronto 2015 y Río 2016, en donde ocupó el octavo lugar en salto largo al alcanzar los 4.10 metros.

Además de entrenar lanzamiento de disco, participó en la competencia de obstáculos Inka Challenge junto a un equipo de veteranos, donde corrieron una distancia de 5 km y surcaron 15 obstáculos con ayuda de sus piernas ortopédicas. “El team Veteranos de Combate ha sido creado con la misión de honrar y motivar a los veteranos heridos de nuestro país en el proceso de pacificación nacional a través de entrenamiento”, finaliza el hombre capaz de hacer posible lo imposible.

OJO CON ESTO:

¡Picantera por tradición! La historia de "Benita" te inspirará...

Francesca Espinoza del Castillo, la pianista que toca con el alma

Huaccrapuco, el instrumento musical hecho a base de cuernos de toros y vacas

Pequeños gigantes son un ejemplo para todos

Donación de órganos salva vidas

HAY MÁS...

ojo