AI exige a Israel "el cese de la intimidación" sobre defensores de derechos

AI exige a Israel "el cese de la intimidación" sobre defensores de derechos

AI exige a Israel "el cese de la intimidación" sobre defensores de derechos

12 de Abril del 2016 - 22:51

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional pidió investigar casos

Jerusalén. EFE

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) acusó hoy a Israel de "intimidar" a quienes protegen los derechos de los palestinos y exigió el cese de los ataques contra ellos.
"Las autoridades israelíes deben tomar acciones inmediatas para dar a los defensores en Israel y los territorios palestinos ocupados la protección necesaria para que hagan su trabajo libremente y sin miedo a los ataques y el acoso", instó la organización en un comunicado en el que también pide la apertura de investigaciones y la depuración de responsabilidades sobre estos casos.
Amnistía Internacional denunció que "un aumento de episodios de intimidación por parte del Gobierno y las amenazas de los colonos y otros actores no estatales han creado un ambiente cada vez más peligroso" para estos activistas, al tiempo que Israel "viola de manera rutinaria los derechos a la libertad de expresión y asociación de los palestinos".
Asegura que las autoridades israelíes practican el "acoso" a través de tácticas como la detención arbitraria, el encarcelamiento, lesiones y tortura, mientras "fracasan" en su función de protegerles de ataques de radicales israelíes de extrema derecha, "siendo en algunos casos cómplices de estos ataques".
La organización pone como ejemplo al palestino Omar Barghouti, co-fundador del movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel, sobre el que mostró su preocupación después de que hace unas semanas el ministro del Interior israelí, Arie Deri, revelara que estudia cancelar la residencia permanente en el país de Barghouti, casado con una palestina con ciudadanía israelí.
AI también menciona a Imad Abu Shamsiyeh, el palestino autor del vídeo en el que se ve el que parece ser el momento en que un soldado israelí remata de un tiro en la cabeza a un palestino herido y tendido en el suelo después de haber sido reducido por supuestamente agredir con un cuchillo a otro militar en Hebrón.
La grabación hecha el pasado 24 de marzo se hizo viral y Abu Shamsiyeh aseguró haberse convertido en objeto de amenazas de los colonos que viven en el asentamiento próximo a su casa.
AI enumera también los arrestos y encarcelamientos de conocidos palestinos defensores de los derechos humanos o de la diputada Jalida Yarrar, las amenazas telefónicas recibidas por el equipo de Al Haq, otra ONG que trabaja en el ámbito legal, o la "intimidación" vivida por Breaking the Silence, una ONG israelí que denuncia violaciones del Ejército israelí en los territorios palestinos ocupados.
"Desde diciembre de 2015 ha sido objeto de una campaña concertada por el Gobierno para socavar su trabajo", critica AI.
La organización asegura que en los últimos años las autoridades israelíes "han aprobado un número de leyes que limitan el espacio para la oposición a las políticas y acciones gubernamentales israelíes" y también "restringen la libertad de expresión" dentro del propio país.
Preguntado por Efe, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí declinó hacer comentarios sobre el informe.

ojo