Árabes pro EEUU inician campaña terrestre de invasión a Yemen

 Árabes pro EEUU inician campaña terrestre de invasión a Yemen

Árabes pro EEUU inician campaña terrestre de invasión a Yemen

09 de Septiembre del 2015 - 01:36

Desde la noche del lunes, los aviones de la coalición bombardean Saná como parte de esta ofensiva

La guerra de Yemen está entrando en una nueva fase potencialmente decisiva con el despliegue de fuerzas sobre el terreno por parte de la coalición árabe para luchar contra los rebeldes chiitas que controlan la capital y el norte del país.
Cinco meses después de que se iniciaran los bombardeos lanzados por la coalición árabe, Yemen "está entrando en una nueva etapa más mortífera de la violencia en el norte", dijo April Longley Alley experta del International Crisis Group.
"Los dos bandos se están preparando para un choque mayor en el norte y especialmente en Saná", agregó Alley.
Desde la noche del lunes, los aviones de la coalición bombardean Saná como parte de esta ofensiva.
Las milicias rebeldes hutíes, que se quejan de haber sido marginadas, bajaron de las montañas el año pasado y avanzaron en una rápida ofensiva con la que controlaron Saná casi sin oposición.
En marzo, llegaron a la segunda ciudad del país, Adén, en el sur, y su avance obligó al presidente Abd Rabo Mansur Hadi a huir y refugiarse en Arabia Saudita.
Entonces Riad organizó una coalición con otros países árabes para apoyar a Hadi, pero tras los primeros meses de bombardeos no lograron vencer a los hutíes.
Después, en julio, la coalición anunció varias victorias sobre sus oponentes, que fueron desplazados de Adén y de cuatro otras provincias del sur.
La coalición parece muy determinada a ganar más territorio, especialmente después de que el viernes 60 militares de varios países de la alianza militar murieron en la provincia de Marib en un ataque con un misil.

- "Punto de inflexión" -
========================

Este golpe a la base ubicada al este de Saná fue el peor revés para la coalición y los países del Golfo prometieron responder.
Riad aglutinó a otros países sunitas para responder ante el miedo de que los rebeldes chiitas yemeníes pudieran llegar a controlar todo el país, cayendo en la órbita de Irán, su rival en la región.
El ataque fue "un punto de inflexión", dijo Andreas Krieg, consultor que trabaja con las fuerzas cataríes y profesor invitado en el King's College de Londres.
Ahora la coalición "prepara un mayor despliegue de tropas en el terreno" para apoyar a las fuerzas locales, que han sido entrenadas y equipadas en los últimos seis meses, afirma el experto.
Catar confirmó este martes que 1.000 soldados están en al frontera con Arabia Saudita "listos para combatir".
Cerca de 1.000 soldados sauditas también están en el terreno, según fuentes militares yemeníes.
Krieg estima que en el terreno hay un poco mas de 5.000 efectivos de la coalición, pero que no se conoce la cifra exacta, ya que hay muchas fuerzas especiales desplegadas.

- Días difíciles para la coalición -
====================================

"La coalición tiene que aceptar que no han sido exitosos a la hora de identificar los emplazamientos de los misiles", pese a que anunciaron durante la campaña que todos los sitios que eran una amenaza para los países vecinos habían sido eliminados.
Para Krieg, la coalición ha avanzado hasta ahora en el terreno porque ha operado en territorio donde no había resistencia.
"Saná y las provincias del norte van a ser territorios muy hostiles, por lo que es muy difícil predecir cómo van a ser las operaciones a partir de ahora", agregó.
Alley proyecta que se vienen días difícil para los aliados.
"La batalla por el norte de Yemen se plantea larga y sangrienta, lo que va a empeorar una crisis humanitaria que ya es crítica", agregó.
Según las Naciones Unidas, 80% de la empobrecida población de Yemen necesita ayuda.
"Una victoria total sobre los hutíes en el norte va a ser difícil pero no imposible", estimó Alley, para quien es necesario que haya un acuerdo entre los rebeldes y el gobierno, para que los insurgentes puedan entrar en el sistema político.
Para la experta, en agosto los hutíes ofrecieron "concesiones importantes" a nivel político y citó como ejemplo su disponibilidad para trabajar en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para retirarse de los territorios que han conquistado.
La coalición insiste que ésta es la base de una solución al conflicto.
Para Mathieu Guidere, experto en geopolítica árabe de la Universidad de Toulouse, no parece probable una solución negociada.
"Una negociación política sólo se va a implementar después de una victoria militar de uno de los dos bandos", agregó.
Al menos 31 personas murieron el martes en los ataques aéreos de la coalición contra Saná, según fuentes médicas y militares.

ojo