Queman embajada de Arabia Saudí en Irán por asesinato de religioso [FOTOS]

03 de Enero del 2016 - 09:32

"El fuego destruyó el interior de la embajada", declaró a la AFP un testigo

La embajada de Arabia Saudí en Teherán (Irán) fue atacada este sábado de noche por manifestantes encolerizados tras la ejecución del dignatario religioso chiita saudita Nimr Baqer al Nimr, informó la agencia Isna.
Los manifestantes lanzaron cócteles Molotov contra la sede de la embajada y alcanzaron a penetrar en el recinto diplomático para luego ser expulsados por la policía, según la misma fuente.
"Las llamas se alzaban en el interior de la embajada", informó la agencia, que añadió que los manifestantes lograron subir al tejado de la representación diplomática.
"El fuego destruyó el interior de la embajada", declaró a la AFP un testigo. "La policía es omnipresente y ha dispersado a los manifestantes, algunos de los cuales han sido detenidos", explicó.
En fotos publicadas por algunas páginas web, se puede ver a manifestantes con una bandera saudita en la mano, que habrían retirado de la embajada.
En Mashhad, segunda ciudad del país situada en el noreste, manifestantes también atacaron e incendiaron el consulado saudita, según imágenes publicadas en páginas web.
Al término de estos incidentes, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Hosein Jaber Ansari, instó a la policía diplomática a proteger los recintos diplomáticos.
Jaber Ansari, quien condenó además "la ejecución injusta del dignatario religioso Nimr [Baqer] al Nimr", pidió a la policía "la protección de las representaciones diplomáticas de Arabia Saudita en Teherán y Mashhad", y que impidieran "cualquier manifestación frente a estos lugares", informaron medios iraníes.
Un importante despliegue de fuerzas policiales intervino en ambas ciudades para retomar el control y expulsar a los manifestantes.
En Teherán, el barrio de la embajada permanecía completamente acordonado después de la medianoche y los policías impedían a la gente acercarse a la representación diplomática, constató la AFP.
Irán condenó enérgicamente la ejecución del dignatario religioso saudita y afirmó que Riad pagará un "alto precio" por este acto.

ojo