Más cristianos se rebelan contra los abusos del sionismo en Israel

Más cristianos se rebelan contra los abusos del sionismo en Israel

Más cristianos se rebelan contra los abusos del sionismo en Israel

01 de Septiembre del 2015 - 08:28

Escuelas cristianas declaran huelga por recortes públicos del Ministerio israelí de Educación

El comité directivo de las escuelas cristianas en Israel, que reúne a centros de varias corrientes religiosas, resolvió no iniciar el año escolar este martes en protesta por los severos recortes que el Ministerio israelí de Educación ha impuesto a todos los centros privados.

"Parece que el destino de 33.000 niños no significada nada para el ministro (Naftalí) Bennet, que no responde a nuestras demandas. Por ello hemos decidimos declarar una huelga ilimitada", dijo a Efe el padre Abdul Massih, coordinador de estos centros y director de la escuela Terra Sancta de Ramle (al sureste de Tel Aviv).

Bennet debía responder a las exigencias de financiación de estos centros después de una reunión celebrada la semana pasada que estuvo apadrinada por el jefe del Estado, Reuvén Rivlin, tras meses de negociaciones infructuosas.

Las escuelas cristianas, así como otros centros privados de educación del país, sufren en los últimos años una serie de recortes en las ayudas públicas que han mermado su capacidad para mantenerse, y en los últimos meses mantenían negociaciones con el Ministerio para resolver el contencioso.

Según Massih, la ley establece que el cerca de medio centenar de escuelas dirigidas por las distintas iglesias debe recibir un apoyo del Estado de hasta el 75% por ciento del que obtiene cualquier escuela pública.

En la realidad, y después de unos recortes que se remontan a 2008, el porcentaje de asistencia ha quedado reducido al 35 por ciento, lo que les ha causado un fuerte déficit.

Las escuelas superaron la crisis estos últimos años elevando las contribuciones de los padres, pero en 2014 el Ministerio les prohibió cobrar más de 2.500 shékels anuales por niño (unos 574 euros o 637 dólares), en lugar de 4.500.

"¿Cómo quieren que financiemos las escuelas si nos recortan las ayudas y no nos dejan cobrar? Pareciera que nos quieren cerrar o limitar de alguna manera nuestro nivel educativo", se quejó a Efe el padre Massih.

Más de un millón y medio de niños comienzan mañana el año lectivo, la inmensa mayoría en centros públicos de enseñanza público.

Massih explicó que Bennet les había ofrecido convertirse en escuelas públicas, un demanda que el consejo directivo rechazó porque suponía una pérdida de identidad para la comunidad cristiana local de origen árabe, formada por alrededor de 150.000 personas.

ojo