Los talibán anunciaron un gobierno que incumple las promesas de diversidad e inclusión y las mujeres que protestan son reprimidas.
Los talibán anunciaron un gobierno que incumple las promesas de diversidad e inclusión y las mujeres que protestan son reprimidas.

Los talibán anunciaron un gobierno que incumple las promesas de diversidad e inclusión que dieron tras su ascenso al poder en Afganistán a mediados de agosto pasado, ya que está conformado en su totalidad por integrantes del grupo islamista y no tiene mujeres en su organigrama.

Hasan Akhund, próximo al mulá Omar, fundador del movimiento, será el “ministro jefe” del gobierno de Afganistán que los talibán tachan desde ya de “interino”, es decir, aparentemente no será definitivo. Hasan es del núcleo duro del grupo y hasta ahora era el jefe del consejo de liderazgo (rahbari shura), un órgano que aconseja a el mulá Hibatullah Akhundzada, líder supremo de los talibán.

A él lo acompañará como ministro de Interior Sirajuddin Haqqani, el líder de la red Haqqani, una organización que fundó su padre considerada terrorista por EE. UU. y una facción que Washington y las fuerzas de la Otan temieron como una de las más peligrosas durante su presencia en el país. En otra posición de poder, en el ministerio de defensa, estará el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar. No asoma ninguna mujer como ministra.

“El gobierno no está completo”, precisó el principal portavoz del grupo talibán, Zabihullah Mujahid, durante una rueda de prensa, quien prometió que se “intentará” incorporar a gente de otras regiones del país, una exigencia de los grupos religiosos y etnias que temieron y temen aún por su vida cuando se consolidó el control de los hasta hace poco insurgentes. De hecho, esa es una de las peticiones de los rebeldes del valle de Panshir, que los talibán dicen haber aplastado pero cuya fuerza dice aún está en pie de batalla.


Mujeres afuera

El gobierno talibán está conformado por otros 20 funcionarios, todos del grupo islámico talibán. El anuncio se da en el marco de importantes acontecimientos en el país, por lo menos tres. Durante este martes los medios locales reportaron la muerte de dos personas que hacían parte de una manifestación en protesta contra los talibán en Herat, al oeste del país. Son las primeras muertes que se registran de personas civiles contrarias al grupo talibán.

Los talibán dejan fuera del gobierno a las mujeres y son más radicales que en el Perú de Pedro Castillo, donde de los 19 miembros del gabinete (el premier Guido Bellido y los 18 ministros que lo acompañan) solo se tiene Dina Boluarte, vicepresidenta de la República y titular de la cartera de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), y Anahí Durand, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).